El error de obligar a compartir a los niños

Aprender a compartir es una buena enseñanza para nuestros hijos, sin embargo, ha de hacerse con lógica, cuando el niño esté preparado y, sobre todo, en circunstancias que se presten a ello y sean justas para el niño.

Y es que, en ocasiones los padres tendemos a obligar a compartir a los niños y esto, es un gran error, sobre todo, si cuando lo hacemos nuestro hijo se queda sin juguetes, sin columpio o sin bicicleta. Te contamos por qué no hay que obligar a los niños a compartir y sí enseñar a compartir.

Educar en valores a los niños

Ad