Guía para identificar picaduras de insectos en los niños

  • compartidos

Hay picaduras que tardan en desaparecer días y días. Picaduras grandes o pequeñas, que aparecen como sarpullidos o como hinchazón. Picaduras que duelen y otras que producen un picor insoportable. Y lo peor es que muchas veces no terminamos de saber qué insecto nos picó. 

Guiainfantil.com te ofrece una completa guía para identificar una picadura de insecto. De esta forma sabrás qué tipo de insecto picó a tu hijo, desde un simple mosquito hasta una pulga o una garrapata.

Una guía para identificar picaduras de insectos en los niños

Guía para identificar picaduras de insectos

- Picadura de mosquito: Los insectos que más pican a los niños, sobre todo cuando acompañan altas temperaturas, son los mosquitos. Su picadura suele ser única, sin agrupaciones demasiado cercanas, y sin hinchazón en la zona. Son picaduras pequeñas y muy reconocibles porque las verás como una mancha roja de forma circular o un pequeño bultito rojo, que eso sí, pica mucho. Prefieren zonas como las extremidades: brazos, piernas y cabeza.

- Picadura de pulgas: Cuando se trata de picaduras agrupadas y muy cercanas entre sí, pequeñas pero numerosas, puede tratarse de una picadura de pulga. Se manifiestan como pequeños montículos en la piel y suelen producir mucho picor.

- Picadura de avispa o abeja: Producen mucho dolor, hinchazón y ardor, aunque estos efectos no duran más de uno o dos días. Suele presentarse como una manchita roja con un punto balnco en medio (lugar en donde aún puede quedar el aguijón). ¿Sabes cómo diferenciar la picadura de abeja de la de avispa? Si se trata de una abeja, quedará el aguijón, y tendrás que extraerlo con cuidado, con los dedos o una pinza. Las avispas, sin embargo, no dejan el aguijón.

- Picadura de araña: Las arañas muerden. Son picaduras similares a la de otros insectos, salvo las de arañas peligrosas como la viuda negra, que presenta dos pinchazos juntos o la de la araña reclusa marrón, que presenta una picadura con forma de diana. El resto de picaduras de araña suelen ser un único montículo que produce bastante picor y que puede ser desde pequeño hasta muy grande. Si te fijas mucho, eso sí, localizarás el punto de lesión donde la araña mordió.

- Picadura de garrapata: Esta picadura no produce dolor. Se manidfiesta como un pequeño cerco o mancha de un rojo muy vivo, y en muchos casos, aún verás la garrapata unida a la piel. Debes extraerla con cuidado, con unas pinzas, para evitar que quede la cabeza entro. Las picaduras de garrapata suelen ser inocuas, pero alguna sgarrapatas transmiten peligrosas enfermedades. 

- Picadura de hormiga: Las hormigas, muerden.  Este tipo de picadura suele producir hinchazón, y además puede presentar algo de pus. De hecho, al cabo de unos días, puede transformarse en ampolla. 

Cuándo pueden ser peligrosas las picaduras de insectos

Las picaduras de insecto no suelen presentar problemas serios, salvo que el niño presente una alergia a determinado insecto o que el insecto en cuestión sea portador de una enfermedad grave. 

En el caso de presentarse síntomas de alergia ante la picadura por ejemplo de una abeja (hinchazón excesiva de la zona, urticaria, dificultad respiratoria o anafilaxia...), se debe acudir de inmediato a urgencias. Lo mismo que si tras una picadura por ejemplo, de garrapata, queda la cabeza del insecto dentro de la piel o el niño comienza a presentar otros síntomas como fiebre, mareos o dificultad respiratoria. 

Los expertos nos recomiendan, sobre todo en niños muy pequeños, mantenernos alerta ante la picadura de un insecto, y mantenerle en observación, para detectar a tiempo cualquier otro síntoma que nos haga sospechar de que la picadura en sí puede complicarse. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud

Ad