El detergente para lavadora que puede producir quemaduras en los ojos de los niños

Los niños son curiosos por naturaleza. Sobre todo en plena etapa del gateo. El mundo parece de pronto más accesible y los colores, fascinantes. Por eso, debemos tener especial precaución con algunos productos que pueden 'hipnotizar' a los niños y suponer un gran peligro para ellos. 

Es el caso de las pastillas en gel de detergente líquido para lavadoras. Los expertos alertan del aumento de casos de quemaduras en los ojos entre los más pequeños de la casa.

Por qué pueden ser peligrosas las cápsulas en gel para lavadoras para los niños

detergente

Partimos del hecho de que convivimos con decenas de productos químicos que pueden ser nocivos para la salud. Pero de entre todos, uno de los más peligrosos es el detergente para la lavadora, sobre todo el formato de pequeñas bolsitas de llamativos colores que tanto gustan a los niños. 

La prestigiosa revista Archives of Ophthalmology alerta sobre el aumento de quemaduras oculares en niños pequeños por culpa de este detergente. Sus compuestos son especialmente nocivos para el globo ocular. 

Pero... ¿de qué están hechas estas pequeñas 'cápsulas de plástico'? En realidad, el detergente líquido está cubierto por una fina película transparente que se deshace al contacto con el agua. Está hecho con un polímero especial. Sin embargo, el detergente que encierra, no es el mismo que el detergente líquido. La concentración en tensioactivos (encargados de eliminar las manchas) es muy superior. Estos tensioactivos son los que terminan irritando piel y ojos

Los niños que han sufrido más casos de quemaduras oculares están en torno a los 3 y 4 años. En la mayoría de los casos ha sido por rotura de la cápsula o por pequeñas fugas. Las manos de los niños se impregnan con estas sustancias y luego ellos se frotan el ojo. Al ser una sustancia alcalina, la quemadura es muy peligrosa, más aún que si el origen fuera una sustancia ácida. La sustancia alcalina actúa más rápido y consigue llegar más lejos, por lo que el daño puede ser peor incluso a largo plazo. Las quemaduras pueden llegar a ocasionar pérdida de visión

Algunas grandes compañías de detergentes ya han tomado nota y han diseñado campañas de concienciación para que los padres tengan cuidado. También han 'rediseñado' el producto para hacer más difícil la rotura del paquete. Si aún así, ocurriera un accidente, ¿Qué hacer? La recomendación es lavar rápidamente el ojo del niño con agua, y acudir a urgencias.

Para evitar este tipo de accidentes (quemaduras, intoxicación por ingestión del producto...) lo más recomendable, evidentemente, es buscar un lugar seguro y alejado de los pequeños para almacenar este tipo de productos

Decálogo de los derechos de los niños

Ad