Por qué es tan importante el día de hoy

Los seres humanos saludables, vivimos mirando hacia adelante. Nos proyectamos hacia el futuro, hacia todo aquello que queremos lograr y eso es lo que nos mantiene con energía para afrontar los contratiempos.

Pero a veces el exceso de futuro nos hace olvidarnos del presente. Cada día deberíamos tomarlo como una vida en miniatura. Así como vivimos el HOY es como vamos conformando nuestra vida entera.

Hay ciertas cosas que, como padres, adultos, esposos, trabajadores o, simplemente, personas, no debemos dejar para mañana.

¿Qué es tan importante que no debemos dejar para mañana?  

Propósitos para hoy

¿Por qué no tener propósitos más a corto plazo? Propósitos que nos hagan más felices como personas y como padres:  

- Puedes decirle a tu pareja eso que aún no te animaste a contarle.

- Puedes empezar un nuevo proyecto que te termines llevando al éxito. 

- Puedes hacer un cambio de hábito que revolucione tu salud. 

- Puedes perdonar a una persona y liberarte de ese dolor. 

- Puedes hacer las paces con esa parte de tu cuerpo que no te conforma.

- Puedes descubrir un libro que te inspire.

- Puedes tomar una decisión que le dé un giro radical a tu vida.

- Puedes conocer a una persona que se transforme en fuente de energía.

- Puedes tener un gesto con un desconocido que le alegre la jornada. 

- Puedes unirte a una ONG y donar parte de tu tiempo a una buena causa.

- Puedes inspirar a tus hijos a confiar en ellos mismos

Por eso nunca menosprecies el hoy ni el momento presente. Ahora mismo tomá un lápiz y papel y decide cómo querés que sea tu día. Y ponlo en práctica. De hecho, es una gran rutina empezar el día planificándolo porque si bien la vida te sorprende, también cada día depende del foco que le pongas para hacerlo especial. ¿Empezamos hoy?

10 buenos propósitos de los padres para el Año Nuevo

Ad