La carta de un pediatra a las madres sobre qué es mejor para sus hijos

La pediatra estaba harta de escuchar las mismas dudas cada día: '¿Lo estaré haciendo bien?' '¿Qué será mejor, despertarle cada tres horas o darle de comer a demanda?' '¿Abrazarle cada vez que llore o dejarle llorar?'... Así que decidió imprimir una nota, que había visto días ante en el blog de una madre (Jaione, madre de dos niños, que escribe el blog 'Más allá del rosa o azul').

La pediatra colgó la carta en el corcho que había junto a su consulta. A partir de ese día, las madres dejaron de preguntar si hacían las cosas bien...

La nota que explica a las madres qué es lo mejor para sus hijos

Lo mejor para los hijos

La nota dice así: 

'Lo mejor no es el pecho. Lo mejor no es tampoco el biberón.

Lo mejor no es que lo cojas. Lo mejor tampoco es que lo dejes de coger. 

Lo mejor no es que lo tumbes así. Lo mejor tampoco es que lo tumbes del otro modo.

Lo mejor no es que lo tapes de una forma. Lo mejor tampoco es que lo tapes de la otra forma.

Lo mejor no es que lo abrigues con esto. Lo mejor tampoco es que lo abrigues con aquello.

Lo mejor no es que le des purés. Lo mejor tampoco es que le des trozos.

Lo mejor no es lo que te dice tu madre. Lo mejor tampoco es lo que te dice tu amiga. 

Lo mejor no es que esté con una niñera. Lo mejor tampoco es que vaya a la guardería o esté con los abuelos.

Lo mejor no es que siga ese tipo de crianza. Lo mejor tampoco es que siga ese otro estilo de crianza.

¿Sabes lo que realmente es lo mejor? 

Lo mejor eres tú. 

Lo mejor es lo que a ti te hace sentir mejor. 

Lo mejor es lo que tu instinto te dice que es mejor.

Lo mejor es lo que a ti te ayuda a estar bien también.

Lo mejor es lo que te permite a ti ser feliz con tu familia.

Porque si tu estás bien, ellos reciben lo mejor. Porque lo mejor eres tú.

Porque si tú te sientes segura, ellos también se sienten seguros. 

Porque si tú crees que lo estás haciendo bien, tu tranquilidad y felicidad les llega a ellos'. 

Por qué las madres deben dejarse guiar por su instinto

La moraleja final también la recoge la nota: 'Dejemos de intentar decir a cada madre y padre qué es lo mejor, porque lo mejor realmente para tus hijos, eres tú'. 

Lo mejor para los hijos

Sin duda, vivimos en un mundo en donde todo el mundo tiene potestad para opinar: médicos, psicólogos, nutricionistas, educadores... Y lo malo es que en muchas ocasiones, ninguno parece ponerse de acuerdo. Unos dicen que esto es bueno y los otros que es malo... unos dicen que mejor la crianza de este modo y los otros que mejor de la otra forma... Al final, lo que realmente vale es el instinto de las madres (y los padres), ese instinto que existe desde siempre y que tan buenos resultados da al fin y al cabo. 

Escuchemos, sí... pero al final, después de escuchar a todos, dejémonos guiar por nuestro instinto y menos por lo que digan los demás. El manual para ser padres no existe. Cada hijo es único y diferente. Así que cada niño debería tener su propio manual. 

Tipos de madre: ¿Con qué mamá te identificas?

Ad