¿Los niños de hoy son machistas? Educar en la igualdad comienza en casa

"No llores, no seas nenaza", "las niñas no pueden jugar al fútbol", "si conduce mal, es mujer", "corres como una nena", "tienes que ser fuerte como un hombre"....

La lista de frases con connotaciones machistas que dicen y escuchan nuestros hijos todavía hoy en día es inmensa. Sin embargo, para que nuestras hijas y nosotras mismas seamos valoradas como mujeres, hemos de ir al núcleo del problema. Todo empieza en la educación en casa casa y en la escuela.

Cualquier día es bueno para reivindicar esto, pero en Día de la Mujer Trabajadora, adquiere más valor.

Educar en la igualdad. Día Mundial de la Mujer 

Educar en la igualdad a los niños para evitar el machismo

Si aun hoy celebramos el Día de la Mujer es por algo. Aunque la mujeres hayamos conquistado terrenos antes sólo ocupados por hombres, aunque hayamos logrado respeto y un puesto destacado en la sociedad, aun hoy muchas mujeres siguen siendo discriminadas laboralmente y son víctimas de agresiones sexuales y violencia de género.  

Según datos de UNICEF, en India, las mujeres todavía son moneda de cambio en transacciones familiares, más de 110 millones de niños en el mundo no van a la escuela, de ellos dos tercios son niñas, la mutilación genital femenina afecta a 130 millones de niñas y mujeres en todo el mundo y, en algunas culturas, la preferencia por los niños tiene como consecuencia la selección prenatal del sexo y el infanticidio de niñas. 

Son ejemplos de cómo la desigualdad de género afecta a la mujer, son casos graves, tremendos, muy tristes. Puede que creas que no te toca de cerca y que es algo lejano, sin embargo, aquí mismo, en tu ciudad, en tu vecindario, en la escuela de tus hijos, quizás en tu propia casa, se sigue infravalorando a la mujer y restándole valor. ¿Cómo? Hay frases y creencias que siguen instaladas y ancladas en nuestra cultura.

No es extraño escuchar a un niño decir que las niñas no pueden jugar con ellos al fútbol porque... son niñas; tampoco a un padre regañar a su hijo porque llora como una niña; incluso podemos ver cómo los niños se ríen de una niña porque no la consideran muy "femenina". El machismo, está en los colegios y, si está ahí, es porque viene de nuestras casas. 

La educación en la igualdad comienza en la familia. Tenemos la obligación de hablar y escuchar a nuestros hijos, saber qué opinan y destruir los prejuicios que tengan. Pero, sobre todo, tenemos la gran responsabilidad de educarles en el ejemplo y cuidar las palabras y comportamientos que tenemos. Valorar cómo nos relacionamos con nuestra pareja, con nuestro entorno, y con la sociedad para criar niños que respeten las diferencias, manejen la empatía y valoren a cada persona sin importar cuál sea su sexo.

Cuáles son los Derechos del Niño

Ad