Despiden a un padre por asistir al nacimiento de su hijo y sucede algo asombroso

Cuando Lindsay, la mujer de Lamar, se puso de parto, él supo que tendría una decisión muy importante que tomar. Estaba a punto de tener su cuarto hijo y no quería dejar a su mujer sola. Pero en Estados Unidos no existe el derecho de paternidad. Una de dos: o asistía al parto de su cuarto hijo o bajaba la cabeza y acudía al trabajo sin más. No tardó en tomar la decisión. 

Despiden a un padre por asistir al parto de su hijo y recibe una sorpresa

Padre despedido

Lamar Austin no dudó: no pensaba perderse un momento tan importante, aunque tuviera que renunciar a su trabajo como guardia de seguridad en Salerno Protective Services. Ya había faltado el día anterior por llevar a su mujer a la última revisión. Aún así, le dijo a su jefe que su mujer estaba de parto y que no podía ir al trabajo, y salió con ella camino del hospital. Pero todo se complicó. Al día siguiente su mujer seguía de parto. Lamar volvió a llamar a su jefe para explicarle la situación. La respuesta fue No. No tenía más permisos. Lamar tuvo que tomar una decisión, y decidió quedarse con su mujer. Poco después recibió un mensaje de su jefe: estaba despedido. 

Pero la historia no acabó ahí. Es cierto que en New Hampshire (Estados Unidos) no existe el derecho de paternidad, lo que no deja de ser un hecho repudiado por muchísimas personas. El caso es que el bebé de Lamar y Lindsay nació con las primeras campanadas del 1 de enero del nuevo año. Fue el primer bebé en nacer en su localidad. Y su historia llegó hasta Sara Persechino, una mujer que no conocía a la familia pero que empatizó rápidamente con ellos. Indignada con esta situación, Sara creó una campaña de solidaridad que comenzó a circular por las redes sociales.

Padre despedido

Gracias a la generosidad de todos, se consiguió recaudar dinero para la familia (más de 12.000 euros) ... ¡y ofertas de trabajo para Lamar! 

La familia vuelve a sonreír. Y Lamar ahora sí que sí, puede decir que tomó la mejor decisión de su vida. Y es que el nacimiento de un hijo es un acontecimiento que ningún padre debería perderse jamás. 

10 buenos propósitos de los padres para el Año Nuevo

Tu semana de embarazo

Ad