El refuerzo positivo no funciona para niños de secundaria, según un profesor

Refuerzo positivo, es una de las estrategias de psicología positiva que mejor prensa tienen en los últimos tiempos. Los psicólogos nos hablan de los enormes beneficios que tiene estimular al niño a seguir intentándolo, a esforzarse o a mantener la motivación a través de las palabras positivas. 

Sin embargo, un profesor estadounidense ha publicado una polémica carta en la que afirma que es un error utilizar el refuerzo positivo para niños de secundaria porque no funciona a largo plazo. La carta se ha hecho viral y la polémica está servida. 

Polémica carta de un profesor: El refuerzo positivo no funciona a largo plazo para niños de secundaria

El refuerzo positivo no funciona para niños de secundaria a largo plazo

Jody Stallings, es profesor en el Moultrie Middle School en Charleston, USA. Además es escritor y ha realizado algunos trabajos sobre la adolescencia. Uno de sus artículos, sobre el refuerzo positivo para niños de secundaria, se ha convertido en viral, y es que ha generado una polémica entre padres, profesores y pedagogos. Este es parte de su artículo: 

"El refuerzo positivo es un tema polarizador entre los profesores. Muchos de mis colegas de la escuela primaria dicen que funciona muy bien. Aceptaré su palabra. Pero te diré algo que no funciona en la escuela secundaria: el refuerzo positivo. 

No estoy diciendo que sea malo, por supuesto. Los cumplidos y ciertas recompensas son muy buenas para el espíritu. Estoy hablando sobre el uso generalizado de las recompensas extrínsecas como medio de inculcar la buena conducta.

Las recompensas por el buen comportamiento no pueden seguir el ritmo de los deseos cambiantes de los niños [...] Tuve un profesor de educación que una vez contó la historia de un anciano que se molestó por algunos adolescentes que caminaban a casa cada día a través de su patio y pisando en su hierba. Ignoraron sus gritos, así que un día decidió intentar el refuerzo positivo al revés. Ofreció a los niños un dólar por cada día que caminaban por su césped. Los niños estaban felices de hacerlo, sobre todo porque ya lo habían hecho de todos modos, y durante un mes, el hombre hizo bien en su ganga. Un día de repente dejó de pagarlos y llamó para hacer un trato. Los niños se enfadaron tanto que se negaron a caminar en su césped de nuevo.

Eso es lo que tiende a suceder con el refuerzo positivo cuando se eliminan las recompensas extrínsecas. El comportamiento que desea mantener no siempre se adhiere. Estaba atado a una recompensa".

Por qué el refuerzo positivo no funciona en adolescentes

El profesor Stallings cree que las escuelas no deben preparar a los niños para un mundo irreal. En la vida real, aquella a la que se enfrentarán nuestros hijos cuando crezcan, no recibirán recompensas por ser buenos ciudadanos, no habrá cheques o premios por pagar los impuestos a tiempo, por ir al límite de velocidad correcto o por no molestar a los vecinos. 

Los adultos hemos aprendido que hay formas correctas de proceder y formas incorrectas, y por las correctas no solemos recibir halagos, procedemos así porque es moralmente ético, lo sabemos y los demás lo saben. Punto.

Este profesor afirma que así es cómo deberíamos educar a nuestros hijos, para ser buenas personas y para hacer lo correcto simplemente porque es lo que deben hacer, no por el premio, el halago o la recompensa que pueden recibir. De lo contrario, se acostumbrarán a hacerlo sólo para recibir ese refuerzo positivo. 

Hay quien critica a al profesor Jody Stallings ante este planteamiento sobre el error del refuerzo positivo para niños de secundaria porque:

- No entiende el modelo de refuerzo positivo, una estrategia que no se basa en los premios o recompensas materiales, sino en realizar un estímulo agradable y adecuado para motivar al niño. 

- En un ambiente escolar donde el niño o el adolescente raramente es apoyado o motivado de forma positiva, el aprendizaje resultará más difícil.

- Debemos mirar a los seres humanos de forma individual y ver qué funciona para cada uno de ellos, quizás el estímulo para un niño no resulta para otro.

Frases de amor para educar y motivar a los niños

Ad