Por qué los niños no deben comenzar a leer y a escribir antes de los 6 años

  • compartidos

En Gran Bretaña, los niños comienzan a leer y a escribir a los 5 años, en China empiezan a leer a los 3 y a escribir a los 6, en Polonia ya en preescolar los niños aprenden las primeras letras, igual que en España y otros tantos países de todo el mundo. Frente a ellos Finlandia, uno de los países en los que siempre destaca sus sistema educativo, allí los niños no comienzan a leer y escribir hasta los 7 años. ¿Quién hace lo correcto?

Expertos, educadores y padres vemos la dificultad de algunos niños cuando se intenta que sí o sí que comiencen a leer y a escribir antes de los 6 años. Y es que muchos pequeños todavía no están preparados, ni han alcanzado las habilidades necesarias para poder realizar ese aprendizaje.

Aprender a leer y a escribir antes de los 6 años, ¿por qué?

El riesgo de aprender a leer y escribir demasiado pronto

Hay niños que sienten curiosidad por leer y escribir antes de los 6 años e incluso lo logran sin gran esfuerzo y con ganas de hacerlo, pero seamos sinceros, no es lo normal. Cada niño evoluciona a su ritmo y, algunos ya están preparados para ciertos aprendizajes, mientras que otros no. Estas diferencias evolutivas suelen pagarlas los que aprenden más despacio ya que la educación, en general, suele ser estándar y no individual.

Pero, ¿qué es lo correcto?, ¿a qué edad deberían aprender a leer y escribir los niños? Quizás lo más importante no es marcar una edad concreta, sino saber si el niño está preparado para el aprendizaje de la lectoescritura y fomentar el desarrollo y el estímulo de esas capacidades que le llevarán a poder adquirir esa habilidad. 

Aun así, la realidad es que, en muchos países, los niños comienzan a leer y a escribir demasiado pronto, esto no solo lo digo yo viendo la experiencia de mis hijos y sus amigos, lo dicen expertos pedagogos y profesores que afirman que la introducción a la lectoescritura se está haciendo cuando el niño no ha alcanzado la madurez suficiente para adquirir ese aprendizaje. ¿Cuál es la urgencia?, ¿Por qué tanta prisa?, ¿No deberían jugar, desarrollar habilidades sociales o aprender a comunicarse antes que hacer fichas con 4 y 5 años?

Algunos expertos, como la Doctora Lilian Katz, Profesora Emérita de educación en la Universidad de Illinois que da conferencias alrededor del mundo sobre la educación en los primeros años, sugiere que si se comienza la enseñanza formal de la lectura muy temprano, es posible que los niños aprendan a leer y escribir, pero si observamos a esos niños a la edad de 11 y 12 años, veremos que lo hacen mucho mejor aquellos que tuvieron un aprendizaje más informal a edades más tardías. Además, alerta que la introducción temprana de la lectoescritura es más perjudicial para niños que para niñas. 

Un estudio de la Universidad de Cambridge dirigido por Robin Alexander afirma que a los 4 y 5 años los niños no están preparados para comenzar a recibir una educación más formal estructurada en materias. El aprendizaje debe estar basado en mejorar sus habilidades a través del juego.

Aun así, políticas, sistemas educativos, planes de estudios de muchos colegios y algunos padres insisten en comenzar durante la educación infantil con la introducción de la lectoescritura mediante fichas. Afirman que los niños están en su momento álgido de aprendizaje y que, pueden aprender a leer y escribir antes de los 6 años si lo hacen como un juego. 

Qué puede ocurrir si se fuerza a leer y a escribir al niño antes de tiempo

Hay niños que todavía no han adquirido las habilidades motrices necesarias como para tomar bien el lapicero cuando se les está pidiendo que escriban su nombre, otros no son capaces de leer sílabas sin que ello suponga una gran angustia. No son niños que tengan problemas de aprendizaje, son niños que todavía no están preparados para leer y escribir. Todo esto ocurre en la etapa infantil, cuando se supone que deberían estar explorando, jugando, fomentando la curiosidad, la creatividad, el descubrimiento...

Cuando se le fuerza a ello y el niño no está preparado para leer y escribir antes de los 6 años, lo único que se consigue es: 

- El niño puede sufrir un rechazo y un bloqueo por lo que se frenaría el aprendizaje natural y le haría mucho más difícil al niño en lugar de una aventura feliz.

- Podría tener más faltas de ortografía en un futuro debido a un mal aprendizaje.

- Sentimiento de frustración, sobre todo si ve que otros niños de la clase son capaces de escribir letras o leer sílabas y él no.

- Baja autoestima, un sentimiento de inferioridad frente al resto de compañeros.

- Pérdida de interés por la lectura y la escritura.

- Desmotivación, ya sea por miedo a no poder hacerlo o ansiedad ante el desafío.

Fichas con las letras del abecedario para niños

Ad