Por qué el primer año de vida del bebé determina cómo será de adulto

Está claro que, lo que somos como adultos, viene determinado por un sinfín de experiencias y vivencias que hemos tenido a lo largo de la vida. "Yo soy yo y mis circunstancias" que decía Ortega y Gasset.

Sin embargo, un estudio revela que el primer año de vida del bebé incide de forma profunda e impactante en el bebé, todo lo que viva en esos primeros 12 meses determinará su vida de adulto.

El primer año de vida del bebé determina cómo será de adulto

Razones por las que el primer año de vida del bebé determina cómo será de adulto

Varios estudios sobre el cerebro y la evolución del bebé en un entorno determinado corroboran esta teoría: el primer año de vida del bebé determina cómo será de adulto:

- Hallan Hurt, neonatóloga en Filadelfia, dirigió un estudio basado en el daño que causaban las madres adictas a sus hijos. Compararon dos grupos de niños de 4 años todos ellos de familias desfavorecidas. Un grupo había sido expuesto a la droga y otro no. Los datos fueron reveladores: ambos grupos presentaban un cociente intelectual inferior a la media. Sin embargo, de entre todos ellos, los que presentaban un CI más alto eran los que niños que mejor atendidos estaban y más estímulos recibían. 

- Una investigación llevada a cabo en la Universidad de China respecto a los hijos únicos, reveló que existe una relación directa entre el ambiente familiar en el que el niño crece y el desarrollo cerebral

- Otros estudios han determinado que la experiencia vivida por los niños en su más tierna infancia tiene un impacto en la estructura de su cerebro en desarrollo. Relacionan la situación social y económica del bebé y su crecimiento cerebral.

Los científicos, de hecho, nos hablan de la hipótesis de la clave social, es decir, la idea de que la experiencia social del niño le abre la puerta al desarrollo lingüístico, cognitivo y emocional.

El aprendizaje de los niños en los primeros años es espectacular, aprenden como no lo hacén en ningún otro momento de su vida. En tan sólo unos meses aprenderán a hablar, a gatear, a andar, a dibujar, a comer... El vertiginoso desarrollo de esta primera etapa no volverá a darse nunca. 

Este aprendizaje y lo que le rodea, conformará el futuro del niño, según los expertos, por ello es tan importante la estimulación en la infancia y, sobre todo, crecer en un ambiente con un fuerte vínculo familiar. Es fundamental que el niño crezca sintiéndose querido y protegido que pueda desarrollar habilidades y capacidades que le ayudarán en su vida adulta.

Por qué el apego con los hijos es tan importante

Podemos pensar que, durante los primeros meses de vida, cuando el bebé no puede hablar con nosotros y sólo interactua con el llanto y la risa, no es tan importante lo que digamos o hagamos, porque el bebé no se acordará. Pues bien, los expertos nos dicen lo contrario, hay dos tipos de apego, y según lo ejerzamos desde el primer día de vida del bebé, así serán nuestros hijos de adultos: 

- Apego seguro: si los padres nos mostramos cariñosos, seguros y atentos a las necesidades del bebé, crecerá siendo un adulto confiado en sí mismo, con una buena autoestima, será autónomo y con una buenas habilidades sociales. 

- Apego inseguro: si los padres no muestran cuidado en la atención de su hijo, tienen una actitud negativa hacia él y no le aportan cariño y seguridad, comenzarán a aparecer problemas a medio y largo plazo como estrés, depresión, ansiedad, ira u hostilidad.

Todo el lazo que establezcamos con nuestros hijos, desde los primeros días, van sentando las bases del adulto que será, aunque no hablen, no nos entiendan, es una idea que siempre debemos tener presente.

Frases de amor para educar y motivar a los niños

Tu bebé mes a mes

Ad