Por qué no debes forzar a tu bebé a sentarse, gatear o caminar

En ocasiones los padres tenemos mucha prisa para que el bebé comience a hablar, a gatear o incluso a andar. Esas ganas de ver al bebé conseguir nuevos logros pueden hacer que aceleremos un proceso para el que no está preparado.

Es complicado que un bebé de 5 meses gatee o que uno de 8 meses camine sólo, por lo tanto adelantar esas fases puede interferir en su correcto desarrollo. El bebé gateará, se sentará o caminará cuando esté preparado, podemos estimularle pero nunca presionarle o forzarle. 

No adelantes o fuerces el desarrollo de tu bebé

No forzar al bebé a caminar

Todos hemos visto esa imagen en la que un papá o una mamá sostienen a su bebé por sus manitas, mientras le animan para dar sus primeros pasos pero sus pequeñas piernas arqueadas no consiguen avanzar por más que los padres lo desean. Incluso es posible que tu misma recuerdes como tu bebé se pegó algún golpe mientras iba de unos brazos a otros porque sus rodillas flaquearon. Sin embargo, intentar avanzar el proceso evolutivo del bebé sólo le perjudica.

¿Cuándo puede sentarse un bebé?

El desarrollo del bebé es lineal, es decir, sucede desde la cabeza hasta los pies, así primero comenzará por sostener la cabeza (alrededor de los 3-4 meses), después podrá agarrar objetos y más adelante controlará el tronco. Es entonces cuando podrá sentarse sin apoyo, después logrará gatear y por último alrededor del año, caminará.

Entre los 4 y 7 meses, los bebés ya intentan sentarse por sí mismos. La posición tumbada ya no es suficiente para ellos y los músculos del cuello, espalda y piernas ya están lo suficientemente desarrollados para poder levantarse y mantenerse sentados. Algo que les encanta.

Si intentas sentarle antes de que esto suceda, lo más normal es que el bebé se balancee hacia los lados o se caiga hacia delante, pudiendo hacerse algún daño.

¿Cuándo puede gatear un bebé? 

Cuando el bebé ya puede mantener la cabeza erguida y se sostiene sobre sus brazos y su tronco, comienza a girar sobre sí mismo o balancearse. En principio los bebés empiezan a desplazarse con las manos intentando alcanzar algún objeto. Cuando el bebé esté preparado iniciará el impulso con las piernas y brazos para moverse. Podemos estimularle colocando juguetes a su alcance o darle un pequeño empujoncito cuando está en posición de gateo.

Sin embargo, hay bebés que se saltan el gateo o que todavía no están preparados, incluso a una edad en la que se considera normal. Si lo fuerzas estarás adelantando una etapa del desarrollo para la que no está preparado y le puede causar angustia.

¿Cuándo puede caminar un bebé?

No existe una edad determinada para que el bebé dé sus primeros pasos. Algunos bebés caminan a los 9 meses y otros a los 13 meses. No hemos de adelantar ese momento, sólo hemos de preocuparnos si a los 18 meses no camina. 

Para caminar el bebé necesita un mayor control de su cuerpo y, por supuesto, equilibrio. Al principio lo hará poniendo sus manos en los muebles y desplazándose de un lado al otro, y otras pedirá tus manos para que le ayudes. Pese a lo que muchos creen, ponerles a caminar demasiado pronto no deformará sus piernas ni las arqueará. Tampoco le causará ningún traumatismo en las piernas los ahora tan temidos andadores, sin embargo, sí son un obstáculo o un freno al propio desarrollo del niño. Lo ideal es que ellos se suelten cuando estén preparados.

Ideas para llevar al bebé en brazos

Tu bebé mes a mes

Ad