La alfombra puzle: Un juguete tóxico para los niños

Hace años que las alfombras puzle de juego, esas de goma con las que los niños juegan en el suelo, están en el mercado. Por lo menos unos diez años, que yo sepa, porque mi hija tuvo una. Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha realizado un estudio en el que, de 10 productos analizados, sólo uno se pudo considerar seguro.

Según el estudio, las alfombras de puzle son un juguete tóxico para los niños, ya que contienen sustancias tóxicas como ftalatos o formamida.

La alfombra puzle es un juguete tóxico para los niños 

Juguetes seguros para los niños

Estas alfombras de goma contienen sustancias químicas peligrosas para los niños que no ven e ignoran el peligro que supone chupar, tocar o inhalar estas sustancias nocivas. Entre las sustancias que se han encontrado en las alfombras así como en su envoltorio, se encuentran la formamida, utilizada para disminuir los malos olores del producto; los ftalatos, para hacerlo más flexible; y los disolventes, para ayudar a darles colores más atrayentes. Estas sustancias pueden irritar la piel de los niños, las mucosas o afectar a su sistema nervioso.

Los ftalatos no fueron encontrados en los puzles, pero si en 4 de los 10 envoltorios del juguete. La formamida se ha detectado en todos los productos menos en uno. Esta sustancia está prohibida en la nueva directiva de juguetes, sin embargo, su aplicación no fué efectiva hasta 2011. La OCU considera que todos los juguetes deberían estar libres de cualquier sustancia tóxica, y advierte que mientras la norma entra en vigor y se produce la retirada del producto, la solución es ventilar la alfombra sin embalaje unos días antes de que el niño pueda jugar con ella.

Muchos padres consideran que la calidad de los juguetes está relacionada con su precio. Es decir, cuánto más caro sea el producto, más seguridad debe ofrecer. La OCU señala que el precio no es una garantía de calidad. Los productos en los que se han detectado las sustancias nocivas son más caros que el que está libre de estas sustancias. Los resultados del estudio se publican en la revista de la Organización del mes de Octubre, y fueron informados al Instituto Nacional de Consumo. Al igual que ocurre con las alfombras puzle, no es extraño que algunos juguetes puedan resultar tóxicos para los niños, por ello la OCU solicita más control de sustancias nocivas en los juguetes, que las cantidades permitidas de disolventes peligrosos sean más precisas, que se retire del mercado los juguetes que contengan o emitan formamida, y que se consideren juguetes también los envoltorios.

Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com

9 ideas de juguetes que cuestan muy poco dinero

Ad