Cómo organizar una escapada de pareja sin hijos

Viajes en pareja sin los niños, ¿cómo organizarlo?

Todos sabemos lo difícil que es sacar tiempo para nosotros mismos cuando nuestros hijos ocupan casi el 100% de nuestra vida. Además de los cuidados habituales, comidas, cenas, baños, se añaden las actividades extraescolares y los eventos sociales infantiles a los que nunca hubieras creído que acudirías y, de pronto, te das cuenta de que tus nuevos amigos son los padres de los compañeros de colegio de tus hijos.

Si necesitas urgentemente unos días a solas con tu pareja, no lo veas como un imposible ¡todo es proponérselo! Hacer una escapada de pareja sin hijos, ¡es posible!

8 claves para organizar una escapada de pareja sin hijos

Escapadas en pareja sin hijos, ¿cómo organizarse?

En esa vorágine del día a día es imposible casi poder sacar una mirada para tu pareja. A la hora de la cena, ves por fin el momento justo para poder comentarle algo personal, y cuando abres la boca, uno de tus hijos se cae de la silla, tira los macarrones al suelo, casi le saca un ojo al hermano con una miga de pan y decide que es la hora de cantar a gritos el himno del colegio.

Los acuestas, y cuando por fin reina el silencio y tientes la esperanza de contaros lo que habéis hecho a lo largo del día, no has llegado a poner la espalda en el sofá cuando ya te has quedado dormida. Al despertar, piensas en la necesidad tan imperiosa de hacer una escapada de pareja... ¡sin hijos! 

Aquí tienes las claves para que no desesperes y puedas organizar una perfecta escapada en pareja sin niños:  

1- Elige unos pocos días tranquilos, sin eventos sociales o pediatras.

2- Habla con los abuelos, tíos, amigos de acogida…, y proponles planes para esos días con los niños y dáselo todo hecho: sácales entradas para el teatro, cine, zoo, talleres, etc, para que todos estén entretenidos y no se les caiga la casa encima a ninguno de ellos, sobre todo si no están acostumbrados a tener niños en casa.

3- Organízalo con tiempo e ilusión con tu pareja. Aprende a disfrutarlo desde el principio.

4- Si no están acostumbrados a quedarse con otras personas, cuéntales el plan a los niños con un tiempo de una semana; lo justo para que se hagan a la idea de que pasarán unas minivacaciones fuera, pero no demasiado para que no le den demasiadas vueltas.

5- Si lloran o no quieren quedarse con otras personas, propónselo como si fuera una aventura divertida. Debe ser una experiencia positiva tanto para ellos como para vosotros, así que nada de lágrimas, ni penas.

6- No mentir, ni dejarles engañados. Explicarles que os vais para poder estar juntos, que volveréis pronto y que lo pasarán muy bien mientras estéis fuera.

7- No llamar más que una vez al día para preguntar por ellos, debéis desconectar del resto del mundo y dedicar esos pocos días a reencontraros de nuevo como pareja, aunque eso no significa que no estéis localizables por si hay algún problema.

8- Disfruta a fondo de tu viaje, de tu pareja y recarga pilas hasta tu próxima escapada ¡las necesitarás!

Viajar con los niños. Fotos de Londres

Ad