Trastorno negativista desafiante en niños, causas, síntomas y diagnóstico

Un trastorno que hay que tratar adecuadamente

¿Piensas que la mala conducta de tu hijo es culpa tuya? Ya está bien de culpar a los padres de todo. Estas son las únicas claves para saber si tu hijo tiene un trastorno negativista desafiante y qué hacer para ponerle solución.

El trastorno negativista desafiante no es simplemente una forma de llamar a algunos problemas de comportamiento. Es mucho más. Es considerado como una patología, o si queremos ser más claros, una enfermedad. De hecho, está reconocida como tal por la Academia Americana de Psiquiatría. Se considera un problema frecuente que puede alcanzar hasta el 16% de frecuente entre los niños y adolescentes.

Qué es el trastorno negativista desafiante

trastorno negativista desafiante en los niños

Una de las cuestiones más importantes a tener en cuenta cuando hablamos de problemas de conducta es tener claro de lo que hablamos. El TND no se trata de portarse mal o ser algo desobediente. Es mucho más.

El trastorno negativista desafiante también se conoce como trastorno oposicionista desafiante y se define por unas características muy concretas.

Aparece un patrón de comportamiento de enfrentamiento, rechazo y desafío a la figura de autoridad durante un periodo prolongado en el tiempo (claramente más de 6 meses) y de forma reiterada. Esto se asocia a un comportamiento negativo, chulesco, hostil, irritable, no cooperativo y con tendencia incluso a la agresividad.

Se trata de chicos que se enfadan y pierden el control con facilidad. Aún así, se trata de un nivel en el que no hay incumplimiento de las leyes ni de los derechos básicos de las personas.

Uno de los aspectos curiosos del TND es la mayor intensidad en ambientes familiares o socialmente cercanos al chico. En cambio, en situaciones de poca confianza, escuela, desconocidos etc, puede haber un comportamiento normal salvo casos extremos. Estas situaciones interfieren habitualmente en las relaciones sociales, vida familiar y rendimiento escolar entre otros.

Evidentemente, esto puede hacer sospechar una conducta caprichosa o voluntaria por parte del chico. Además, favorece la hipótesis equivocada de que la culpa es de los padres porque es con ellos con quien tiene una conducta peor. Nada más lejos de la realidad.

¿Cuál es la causa del TND en niños?

La realidad es que la causa de este tipo de trastornos siempre lleva más de un componente.

- Existe un componente genético y hereditario unido a un componente ambiental o socialcultural. Debido a ello, una cosa está clara. La inmensa mayoría de los casos son problemas que no están derivados de la educación de los padres, así que no debemos echarle la culpa a los padres de todos los problemas que tengan los hijos.

¿Cuáles son los síntomas principales en los niños?

Más allá de un listado de síntomas, me importa dar una orientación sobre el proceso evolutivo desde el inicio de los síntomas, para que los padres y las madres podáis identificarlo y reconocerlo a tiempo. Cuanto antes, mejor.

Así es como empieza:

- Aunque pueda parece precoz, los primeros indicadores de un trastorno negativista desafiante pueden percibirse desde los 3-4 años. Aunque,  la mayoría de los problemas y trastornos de conducta empiezan de forma precoz lo habitual es detectarlo a partir de los 8 años.

- Habitualmente se trata de varones aunque también puede ocurrir en chicas.

- Los síntomas iniciales suelen aparecer en el círculo familiar pero rápidamente se generalizan a situaciones escolares, sociales...

Así  evoluciona con el tiempo:

- Cuando los hechos previos se mantienen, las consecuencias pueden ser muy negativas. Aparece un bajo rendimiento académico a pesar de un cociente intelectual normal.

- Se resisten a las exigencias externas a toda costa.

- Se empeñan en resolver sus problemas de forma independientemente a pesar de múltiples fracasos.

Estas son las posibles consecuencias a largo plazo:

- Acaba apareciendo una clara sensación de baja autoestima

- Desarrollan muy escasa o nula tolerancia a la frustración

- Aparece un ánimo deprimido con irritabilidad casi infinita

- Se culmina con estallidos de rabia e ira incontrolada

¿Cómo se realiza el diagnóstico del TDN en niños?

Para ello, hace falta que los síntomas referidos sean 4 o más de los que te pongo a continuación:

1. Asiduamente se encoleriza e incurre en pataletas.

2. Con frecuencia discute con adultos.

3. A menudo desafía activamente a los adultos o rehúsa cumplir sus obligaciones.

4. Habitualmente molesta deliberadamente a otras personas.

5. A menudo acusa a otros de sus errores o mal comportamiento.

6. Frecuentemente es susceptible o fácilmente molestado por otros.

7. A menudo es colérico y resentido.

8. De forma habitual es rencoroso y vengativo.

Además, debe haber:

- Una duración de más de 6 meses.

- Producir interferencia en las actividades vitales de la persona.

- No deberse a un cuadro psicótico.

Hay que tener cuidado, porque pueden aparecer otras alteraciones, ya que este tipo de trastorno no suele darse aisladamente, sino que suele ir asociado al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Segun la edad y la intensidad del problema, se recomienda la intervención psicológica en los casos leves y con tratamiento farmacológico para disminuir la impulsividad, en los graves. Lo mejor es siempre consultar con un especialista infantil.

Frases de amistad para educar y motivar a los niños

Ad