Jabones adecuados para niños con dermatitis atópica

¿Qué jabones podemos usar si el niño tiene dermatitis atópica?

La dermatitis en niños es un problema cada vez más común. Nuestro sistema inmune se ha debilitado en los últimos años debido a la alta contaminación, el sol excesivo, una alimentación cada vez menos natural y los jabones y cremas con aditivos químicos totalmente innecesarios para la piel.

En Guiainfantil.com te contamos qué jabones podemos utilizar si nuestros hijos tienen dermatitis atópica para evitar que su piel se resienta.

La dermatitis atópica en los niños

Jabones para niños con dermatitis atópica

Los síntomas de la dermatitis es una piel sensible, con rojeces y picores, seca en exceso, áspera, e incluso con eccemas. Para el niño puede resultar una auténtica tortura, ya que no puede controlar el picor llegando a hacerse heridas que pueden desembocar en una infección en la piel.

Los niños son los más perjudicados en este sentido, ya que en muchos casos se trata de un componente genético, es decir, heredado, especialmente en familias donde alguno de sus componentes padece alergias, bronquitis asmática o rinoconjuntivitis alérgica.

Además, existen otros factores externos como los cambios de temperatura bruscos, el sudor, el calor excesivo, la sequedad ambiental o los jabones que usamos habitualmente, tanto para la ropa como para el cuerpo, que empeoran la sintomatología.

Hay varias pautas que podemos seguir para mejorar esta situación, como usar prendas de algodón sin fibras sintéticas ni lana o no abrigarlos demasiado, aunque suele remitir por sí sola al llegar a la pubertad.

Como la principal causa de la dermatitis es la excesiva sequedad de la piel, es conveniente mantener hidratado al niño, tanto por dentro como por fuera, es decir, que tome mucha agua, zumos naturales sin sal ni azúcar, ensaladas y verduras, pero sobretodo conviene vigilar el  cuidado de la piel en todo lo relacionado con jabones y baños.

Elegir el mejor jabón para niños con dermatitis atópica

En los herbolarios y farmacias nos ofrecerán muchas marcas diferentes, pero realmente cualquier jabón que contenga estas indicaciones nos valdrá.

1- Lo primero que hay que saber es que conviene lavar lo menos posible las pieles delicadas. Sumergirse en el agua reseca la piel, por lo tanto se recomienda la ducha en vez del baño, no utilizar esponjas, sino la mano, usar agua tibia, nunca caliente, y no ducharse todos los días. 

2- Siempre jabones neutros. Los jabones no suelen respetar el ph de la piel. Nuestro ph debe estar entre un 5,5 y un 7, lo que se llama un ph neutro, y la mayoría de los jabones poseen un ph alcalino, que a la larga rompen la barrera de protección natural de la piel.

3- Lo mejor es usar un jabón sin jabón. Hay soluciones de limpieza que no llevan jabón, estas son las mejores para este tipo de pieles, aunque son caras. Si no se puede usar un jabón de glicerina o lo más artesanal posible. También están indicados los jabones íntimos.

4- Nada de perfumes, colorantes, o productos químicos en el jabón. Aunque algunos padres recomiendan el jabón de Lagarto, lo cierto es que posee un ph de más 13 lo que es altamente alcalino y, aunque en un principio pueda parecer que funciona bien, a la larga tiende a ser perjudicial para la piel. 

5- Lavar la ropa con jabones para pieles sensibles, y darle un doble aclarado para que no queden residuos de suavizantes.

6- Darse baños en el mar es la mejor manera de que la piel recupere su protección natural.

Juegos para el baño del bebé

Ad