Cómo prevenir lesiones deportivas en los niños

Peligros de sufrir lesiones deportivas para los niños

Un estudio publicado en la revista British Journal of Sports Medicine, afirma que el 56,6% de las lesiones de ligamento cruzado anterior de rodilla en niños entre los 5 y los 14 años se originan en durante la práctica de un deporte. Es más, la mayor parte de las lesiones se produjo practicando deportes con balón. Esto nos lleva a analizar cómo podemos prevenir las lesiones deportivas en los niños.  

Riesgos de las lesiones deportivas en los niños a largo plazo 

Lesiones deportivas de los niños

En los últimos años, las intervenciones quirúrjicas por lesión de ligamento cruzado de rodilla en niños ha aumentado en los últimos años. El presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas, Fernando Ramos, afirma que “en los deportes de contacto destacan por su frecuencia y gravedad las lesiones traumáticas como los esguinces, roturas musculares o fracturas”. Pero, ¿cuáles son los peligros para los niños en un período de crecimiento?

- Los fisioterapeutas avisan sobre los peligros de este tipo de lesiones en niños menores de 8 años ya que aun no se han desarrollado las habilidades motrices básicas.

- Los niños que se encuentran en la pubertad pueden sufrir cambios en el crecimiento óseo que pueden derivar en patologías musculotendinosas.

- Dolores, inflamaciones e impotencia funcional. 

- Pueden generar incapacidad para la práctica de ejercicio físico, lo que puede derivar en mayores probabilidades de padecer obesidad infantil.

- En los casos más graves pueden surgir inestabilidades articulares, alteraciones en el crecimiento de los huesos por la afectación de los cartílagos de conjunción o retardos en los procesos de cicatrización.

Qué hacer para prevenir las lesiones deportivas en los niños 

- Los fisioterapeutas insisten en la importancia de la educación para poder indentificar una lesión en la fase inicial.

- La recuperación mediante un ejercicio terapéutico dirigido es clave.

- Evitar que los niños se especialicen en algún deporte en edades muy tempranas para evitar ciertos movimientos repetitivos y la descompensación del trabajo muscular que ello supone.

- Es preferible que los niños practiquen distintas disciplinas deportivas de forma simultánea para que puedan adquirir destrezas motrices de coordinación.

- Utilizar las medidas de protección adecuadas en cada deporte. 

- Los niños han de realizar un entrenamiento dirigido por un profesional.

- Es importante que el niño realice una buena hidratación y lleve una dieta rica en ácidos grasos omega 3, ya que disminuyen los procesos inflamatorios que acompañan a un alesión.  

Fuente: Asociación Española de Fisioterapeutas y Copa COVAP

Dibujos para colorear de deportes

Ad