Alimentos beneficiosos y perjudiciales para niños TDAH

Lo que deben comer y lo que no los niños hiperactivos

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), es un síndrome conductual, en donde se ve alterado el sistema nerviosos central, y se manifiesta mediante la falta de atención, impulsividad e hiperactividad. Las causas son mayoritariamente genéticas, pero también es probable que existan causas ambientales.

El tratamiento para el TDAH es multidisciplinar: farmacológico, psicológico y nutricional. Y es que, mantener mantener una alimentación equilibrada y ejercicio físico es fundamental para lograr mejoría en la calidad de vida de un niño con TDAH.

Alimentos que benefician a los niños con TDAH

Alimentos buenos y malos para niños TDAH

- Consumir proteínas de alto valor biológico, las proteínas nos aportan aminoácidos como triptófano que favorece el descanso, se encuentran en el huevo, carnes blancas (pollo, pavo) y pescados.

- Suplementar en el caso de ser necesario con ácidos grasos omega 3 y omega 6, este tipo de grasa favorecen el desarrollo cerebral del niño, un déficit puede ocasionar más hiperactividad. Se encuentran en los pescados, azules, frutos secos, semillas de lino, chía, calabaza, aceite de lino, soja, girasol.

- Vitaminas del grupo B, son importantes para mejorar los neurotransmisores cerebrales, mantener un adecuado funcionamiento del cerebro y evitar estados de agitación, nerviosismo y ansiedad, tener en cuenta en especial la vitamina B1 presente en levadura de cerveza, germen de trigo, cereales integrales, legumbres, carnes, pescados y lácteos.

- Vitaminas A, C y E: este tipo de vitaminas son antioxidantes que pueden ayudar a neutralizar los radicales libres que quizás se formen en el cerebro, también ayudan a proteger los ácidos grasos omega 3 y omega 6.

- El hierro es un mineral importante para evitar problemas de atención y de concentración. El hierro junto con la vitamina C favorece el rendimiento intelectual. El hierro se encuentra en carnes rojas magras, vísceras (hígado), carnes blancas, legumbres, vegetales de hojas verdes.

- Otros minerales a tener en cuenta es el magnesio y el zinc, ambos nutrientes mejoran el aprendizaje, la memoria y la estabilidad cognitiva, el zinc se encuentra en dátiles, higos, yema de huevo, pescados, ostras, zanahorias, guisantes, avena y germen de trigo; y el magnesio se encuentra en semillas enteras, frutos secos, vegetales y en menor medida en la leche, pescado y carnes.

- Plantas medicinales: manzanilla, pasiflora, tila, valeriana y melisa. 

Alimentos perjudiciales para los niños con TDAH

- Evitar los azúcares refinados (galletas, bollería, golosinas, chocolates) estos producen un aumento rápido en los niveles de azúcar en sangre y esto puede volver al niño más hiperactivo.

- Evitar alimentos o bebidas estimulantes como café, té, bebidas energizantes (coca cola), estos pueden causar más nerviosismo, hiperactividad y ansiedad en los niños.

- También se plantea que los colorantes y conservantes crean una sobrecarga química en un organismo en crecimiento y pueden aumentar la sintomatología del TDAH. 

Dibujos para colorear de comidas y alimentos

Ad