La prueba del maíz para ver si tu hijo tiene un intestino sano

Conoce si tu hijo tiene un buen tránsito intestinal con esa prueba

Las prisas a la hora de comer, los viajes, los nervios, los malos hábitos alimenticios y comidas poco saludables pueden alterar visiblemente el buen tránsito intestinal del niño favoreciendo las enfermedades intestinales.

Las diarreas, el estreñimiento o el dolor de tripa son algunos de los síntomas que nos indican que el intestino de tu hijo anda algo revuelto. Es importante ver si tu hijo tiene un intestino sano, ya que el intestino es el encargado de extraer los nutrientes de los alimentos que luego son absorbidos por el cuerpo, y de eso depende el crecimiento y la salud general de tu hijo.

Cómo saber si tu hijo tiene un intestino sano

La prueba del maíz para saber si el niño tiene buen tránsito intestinal

La digestión comienza en el momento que introducimos la comida en la boca y la masticamos, ahí empieza la absorción de nutrientes. Más tarde, el estómago hará una labor más exhaustiva con la comida triturándola, para luego pasar al intestino delgado, que absorberá los nutrientes que pueda antes de concluir su gran viaje por el cuerpo en el intestino grueso. Por último, el colon, expulsará los residuos de la comida que no quiere el cuerpo. Todo este proceso puede durar de 12 y 14 horas a varios días, dependiendo de lo rápido y sano que esté el intestino del niño.

La acumulación de residuos en el intestino, comida tras comida, especialmente cuando las comidas son grasas, o cuando comemos demasiada carne, o cuando apenas ingerimos fibra, obstruyen el tránsito intestinal provocando episodios de estreñimiento en el niño que pueden ser preocupantes, ya que los pequeños lloran y sufren por no poder ir al baño. Pero también pueden provocar otras dolencias como irritación o inflamación en el intestino.

Si tienes dudas de cómo funciona el intestino del niño, puedes hacerle la prueba del maíz para saber si tu hijo tiene un intestino sano y conocer el resultado en unos pocos días.

Cómo hacer la prueba del maíz para ver si tu hijo tiene un intestino sano

Es muy sencillo. Abre una lata de maíz dulce, y dale a tu hijo una cucharada de maíz, procurando que lo mastique lo menos posible, e incluso que algunos granos se los trague enteros. Normalmente no tendrás problemas porque a los niños les encanta el maíz.

Si ves que tu hijo se resiste a comerlo, puedes meterlo en una ensalada y así disimulará su sabor.

Ahora solo tienes que esperar a que tu hijo vaya al baño.

Tendrás que observar sus deposiciones en los próximos días y ver cuándo sale el maíz, ya que el cuerpo suele expulsarlo entero entre los restos de otros alimentos. Dependiendo del tiempo que haya pasado desde que lo ingirió hasta que lo expulsó dependerá su salud intestinal. ¡Cuanto antes mejor!

Lo ideal es entre 12 y 14 horas, es normal que lleguen a pasar hasta 2 días, pero si ves que no sale hasta las 72 horas o más, es que tu hijo tiene una actividad intestinal lenta. En estos casos conviene cambiar sus hábitos alimenticios a una dieta más saludable rica en cereales, fruta, legumbres, productos integrales, no abuses de los fritos y los rebozados, dale mucha agua y que practique más ejercicio para favorecer la movilidad del intestino.


Masaje para embarazadas paso a paso

Ad