Cepillo eléctrico para los niños ¿si o no?

Preguntas frecuentes sobre el cepillo eléctrico para los niños

El cepillado dental de los niños supone a veces una lucha constante entre padres e hijos, y no solo me refiero a que se cepillen todos los días, sino que también estén el tiempo suficiente y encima lo hagan bien.

Por ello, una solución muy común es que los padres compren un cepillo eléctrico a sus hijos con el objetivo de conseguir que mejoren su cepillado. ¿Pero es ésta la mejor opción? ¿Realmente nuestro hijo se convertirá en un experto del cepillado dental por arte de magia? 

Pues lamentablemente no.

Entonces, el cepillo eléctrico para los niños ¿si o no?

¿Es bueno el cepillo electrico para los niños? 

Cepillo de dientes para los niños ¿si o no?

Comencemos por el principio: ¿qué es mejor el cepillo manual o el cepillo eléctrico?

¿Sabéis que el cepillo eléctrico fue creado para facilitar el cepillado a pacientes con capacidades motoras limitadas? Pero años más tarde se empezaron a realizar estudios hablando de las ventajas de este tipo de cepillos frente a los manuales.

Se ha demostrado que con una técnica y duración adecuada, el cepillo manual puede ser muy eficaz; sin embargo, en aquellas personas que presentan dificultad para mantener una correcta higiene dental el cepillo eléctrico mejora  esta situación siempre que se siga rigurosamente las instrucciones de uso. En el caso concreto de los niños, no es que vuestro hijo no se apañe con un cepillo manual, es que está en una etapa en la que está desarrollando su motricidad, por ello, es fundamental enseñarle y motivarle cómo deben cepillarse. 

¿A qué es edad es recomendable su uso en los niños? 

Como os he comentado antes no es igual la capacidad de movimiento y el tamaño de la mano de un niño de 14 años que de uno de 5 años. Los niños primero empiezan a andar y luego a correr, primero comienzan a escribir a lápiz y luego pasan al bolígrafo, pues igual pasa con el cepillo eléctrico. Por eso, la edad es uno de los factores principales para determinar ese cambio.

Un buen truco es comparar el tamaño de un cepillo eléctrico con el cepillo manual correspondiente a la edad de vuestro hijo y en la mayoría de los casos, el tamaño del cepillo eléctrico es más grande y pesado. En cambio, los cepillos dentales manuales el tamaño viene adaptado por la edad del niño, siendo éste más ligero y manejable para él.

La calidad del cepillado también es un factor fundamental, ya que muchas veces un mal cepillado se produce porque el cepillo manual que se utiliza no es el adecuado, o el niño se cepilla solo a edades muy tempranas y sin supervisión, o que la técnica que se realiza para eliminar la suciedad no es la correcta. Por ello, antes de plantearte comprar un cepillo eléctrico, consulta al especialista porque los odontopediatras tenemos un papel fundamental, y es el de introducir y guiar a los padres y a los niños en este complejo mundo del cepillado dental.

El consejo que doy, siempre es el mismo, el mejor cepillo es aquel con el que el niño y sus padres se sientan más cómodos y eliminen mejor la suciedad.

¿Qué características debe tener un buen cepillo eléctrico infantil?

- Asegúrate que el cepillo sea recargable, no a pilas. Existen varios cepillos diseñados para niños (de Violetta, Rayo McQueen) de pilas de usar y tirar. La diferencia entre uno y otro es que el cepillo eléctrico siempre funciona a la misma velocidad, en cambio el cepillo a pilas en el momento que se va gastando la pila va disminuyendo su giro.

- Que sea un cepillo eléctrico de rotación-oscilación y con temporizador, que indique el tiempo que se debe estar cepillándote los dientes, 2 minutos. Y por supuesto, que el niño tenga claro que porque el cepillo se mueva no tiene que estar menos tiempo cepillándose los dientes.   

En conclusión, lo principal no es el objeto, sino el aprendizaje del niño hacia la técnica de cepillado correcta. Hay que quitarse de la cabeza la idea de comprar un cepillo eléctrico porque el niño no sabe bien cepillarse con el cepillo manual, ya que para que nuestro hijo adquiera hábito y consiga una buena higiene dental es primordial enseñarles y motivarles. Nuestra misión como odontopediatras, es crear e instaurar instrucciones de higiene dental en función de la edad y las capacidades del niño, con los que aconsejamos sobre el tipo de cepillo dental y pasta dentífrica más adecuada, mostramos al niño cómo deben coger el cepillo, y cómo deben moverlo; es decir, acompañar a las familias para conseguir una higiene dental adecuado.

Educar en valores a los niños

Ad