Blanqueamiento dental en la infancia

Cuándo es adecuado realizar un blanqueamiento dental en los niños

Existen muchas dudas con respecto a este tema, especialmente cuando se piensa realizar un blanqueamiento dental a un niño. Aunque muchas personas lo ven como un procedimiento meramente estético, muchas veces los resultados pueden tener un impacto en el autoestima y confianza de la persona a quien se le aplica, sin embargo, hay un tiempo para todo y la edad adecuada para llevarlo a cabo es de suma importancia. En Guíainfantil.com te contamos cuando es el momento ideal para optar por este tipo de tratamientos.

¿Es bueno realizar un blanqueamiento dental en la infancia? 

Edad adecuada para realizar un blanqueamiento dental en los niños.

Gustavo Camañas, odontólogo, nos comenta que la edad adecuada para someterse a un blanqueamiento dental, es entre los 16 y los 18 años, no antes, sobre todo porque pueden llegar a ser procedimientos muy agresivos para los más pequeños. También debemos tomar en cuenta que la dentadura de los niños cambia constantemente, no sólo en relación al crecimiento si no también a la erupción de dientes, por lo cual, sería mucho más conveniente realizar este tratamiento hasta después de que hayan erupcionados los dientes permanentes.

Una vez que se ha cumplido con la edad mínima recomendada, se puede plantear siempre con prescripción del odontólogo, la realización de un blanqueamiento. Está indicado en el 90% de los casos y a pesar de ser un producto agresivo, los actuales procedimientos están testados y llevan nitrato potásico, que es una sustancia calmante que puede reducir cualquier molestia durante el mismo. 

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

Es importante mencionar que los blanqueamientos realizados en clínica dental no hacen daño a los dientes, al contrario, lo que hace este procedimiento es limpiar la dentina, que es la capa que está antes del nervio y  al ser limpiada evita que el nervio se vea afectado por suciedad.

Con ayuda de los ingredientes activos que contienen los blanqueadores, se puede ir cambiando el color natural del diente, generalmente se puede lograr obtener de cinco a siete tonalidades más blanco. El tipo de tratamiento dependerá de si se quiere eliminar manchas superficiales o profundas, y se realizará acorde al historial clínico del paciente y sus necesidades.

Consejos para mantener unos dientes blancos

Además de los blanqueamientos dentales, existen otras opciones que pueden ayudar a mantener blancos los dientes, sobre todo si el niño no tiene la edad suficiente para someterse a este tipo de procedimientos. A continuación te damos algunos consejos para conseguirlo.

1)   Cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día. Por la mañana al despertarse, después de cada comida y antes de irse a dormir.

2)   Evitar alimentos con muchos azúcares. No debemos olvidar que el azúcar causa caries, cuanto más se puedan evitar este tipo de alimentos mucho mejor.

3) Visitas regulares al dentista. Acudir cada seis meses para la revisión de caries y limpiezas dentales profesionales.

4)   Una dieta saludable. Alimentación rica en lácteos, verduras y frutas, es ideal para mantener una dentadura fuerte y sana.

Juegos para el baño del bebé

Ad