Cómo funciona la mente de los niños con autismo

La Teoría de la Mente para entender la mente de los niños autistas

La Teoría de la Mente se refiere a la capacidad que tenemos de ponernos en el lugar de otra persona y comprender que cada persona percibe, siente, piensa, desea o cree en cosas diferentes. Esto nos lleva a un concepto como la empatía y la dificultad que muestran algunos para ponerse en el lugar del otro.

Los niños desde los 4 años aproximadamente son capaces de entender que los demás tienen pensamientos, intenciones y deseos que determinan sus formas de actuar. Además son capaces de reconocer que las personas se diferencian en sus pensamientos y en sus intenciones, y que estas diferencias conllevan diferencias de comportamiento.

Las personas con autismo presentan dificultades en esta capacidad que nos permite ponernos en el lugar del otro.

La Teoría de la Mente. Cómo funciona la mente de los niños con autismo

Cómo funciona la mente de los niños con autismo

Los investigadores en “Teoría de la Mente” (Baron-Cohen, Leslie y Frith, 1985) diseñaron un experimento denominado de Sally-Ann o de la “falsa creencia”. En el experimento, el niño observa cómo el experimentador representa una historia con dos muñecas: Sally tiene una cesta y Ann tiene una caja. Sally pone una pelota en su cesta antes de salir de la habitación. Ann, cuando Sally está fuera, saca la pelota de la cesta y la introduce en su caja. Sally regresa a la habitación.

La pregunta que se le hace al niño es la siguiente: ¿dónde buscará Sally su pelota?

Una persona con una buena teoría de la mente señalará que Sally buscará la canica en el cesto porque no sabe que Ann ha cambiado la pelota y la ha puesto en su caja. El niño con autismo, en cambio, dirá que Sally la buscará en la caja, porque no entiende que Sally piense aún que la pelota está en el cesto donde la había dejado, no comprende que sus acciones están basadas en un pensamiento equivocado (falsa creencia), no entiende que los demás tienen sus propios pensamientos (estados mentales) que pueden ser diferentes de la realidad y que pueden diferir de los propios.

Mark Haddon en su novela “El curioso incidente del perro a media noche” describe las dificultades en Teoría de la Mente del protagonista de su novela Cristopher Boone, es un muchacho de quince años con Síndrome de Asperger:

Un día Julie (la profesora de Cristopher) se sentó en el pupitre al lado del mío y puso un tubo de caramelos Smarties sobre el pupitre, y dijo:

- Christopher, ¿qué crees tú que hay aquí dentro?

Y yo dije:

- Smarties.

Entonces le quitó la tapa al tubo de Smarties y lo inclinó y de él salió un pequeño lápiz rojo, y Julie rió y dijo:

- No son Smarties, es un lápiz.

Entonces volvió a meter el lápiz rojo dentro del tubo de Smarties y volvió a ponerle la tapa. Entonces dijo:

- Si tu mami entrase ahora y le preguntásemos qué hay dentro del tubo de Smarties, ¿qué crees tú que diría? - porque entonces yo solía llamar a Madre Mami, no Madre.

Y yo dije:

- Un lápiz.

Eso era porque cuando era pequeño no entendía que las demás personas tuviesen mentes. Y Julie les dijo a Madre y a Padre que eso siempre me sería muy difícil. Pero ahora no me resulta difícil. Porque decidí que era una especie de rompecabezas, y si algo es un rompecabezas siempre hay una manera de resolverlo.

Ad