Trabalenguas para niños con la B y la V

Juegos de palabras para niños

Hay trabalenguas de todo tipo: fáciles, difíciles, para jugar, cortos, larguísimos, e incluso, imposibles de pronunciar.

Los trabalenguas son ejercicios linguísticos estupendos para hacer con los niños de manera divertida. Laberintos de palabras en los que se repiten los mismos fonemas haciendo rimas, solo aptos para mentes atentas y lenguas ágiles.

Sin duda, es una de las mejores maneras de pasar una tarde divertida en familia.

Os desafiamos a decir rápido los trabalenguas con las letras B y V ¿Os atrevéis?

Trabalenguas para niños con la letras B y V

Trabalenguas para niños con la B y la V 

 

 

Cada vez que me baño me hace daño,

por eso me baño una vez al año.

 

 

Buscaba en el bosque Francisco a un vasco bizco tan brusco,

que al verlo le dijo un chusco: -¡qué vasco bizco tan brusco! 

 

 

Nadie silba como Silvia,

porque si alguien silba como Silvia,

es porque Silvia le enseñó a silbar.  

 

 

Si la bruja desbruja al brujo,

y el brujo desbruja a la bruja,

y el brujo queda desbrujado

¿cómo desbruja el brujo a la bruja?  

 

 

Juan tuvo un tubo,

y el tubo que tuvo se le rompió.

Y, para recuperar el tubo que tuvo,

tuvo que comprar un tubo igual. 

 

 

Un ave pensaba mientras que volaba,

que sentía el pez mientras que nadaba.

Y pensaba un pez mientras que nadaba,

que sentía el ave mientras que volaba. 

 

 

El perro de San Roque no tiene rabo 

porque Ramón Ramírez se lo ha robado.

Y al perro de Ramón Ramírez ¿quién el rabo le ha robado? 

 

 

De balas habla Alba,

de balas Alba habló,

si de balas no habla Alba,

de balas y de Alba hablo yo. 

 
Ad