Noa. Poema corto con adivinanza para niños

Poemas cortos para aprender jugando

Noa es un poema corto que comienza con un enigma o adivinanza para niños, para al final desvelar quién se escondía tras los versos de esta poesías. 

Si además tu hijo tiene mascota, si su perro es uno de sus mejores amigos, si siente un amor incondicional por él, seguro que le divertirá este poema con adivinanza de Marisa Alonso Santamaría.

Noa, un poema corto con adivinanza para niños

Noa, poema con adivinanza

Esta mañana en la cama,

me he despertado soñando

que me encontraba en la selva

y un bicho me estaba ahogando.

 

Gritando muy asustado

me he levantado de un salto,

me he dado un gran coscorrón,

el bicho me está mirando.

 

No se trataba de un tigre,

ni de un feroz oso pardo,

ni de una serpiente gigante,

ni tampoco de un leopardo.

 

Ni de un diablo de Tasmania,

ni de un rinoceronte blanco,

ni de una pantera negra,

ni de un lobo de colmillos largos.

 

Era mi fiel perra Noa

que como todos los días,

me despierta a lametazos

y me da los buenos días.

Disfraces hechos de punto para bebés. Animales

Ad