Quetzalcóatl. Leyenda mexicana para niños

Un historia sobre uno de los dioses más importantes de la cultura mesoamericana

Quetzalcóatl es considerado por muchos como el dios principal del mundo prehispánico. También es conocido como “la serpiente emplumada”, cuya imagen representa la condición humana; la forma de serpiente simboliza el cuerpo físico y las plumas representan el lado espiritual. Sin duda alguna se trata de un personaje de suma importancia para las antiguas civilizaciones mesoamericanas.

Para conocer más sobre esta deidad, en esta ocasión te mostramos la leyenda de Quetzalcóatl, con la cual le explicaremos a los pequeños por qué era un símbolo de sabiduría y cuál es el papel que desempeñó en la cultura precolombina. Comparte esta leyenda mexicana para niños y disfruta junto con ellos de una actividad educativa ¡con mucha tradición e historia! 

¿En qué consiste la leyenda de Quetzalcóatl? Relato mexicano para niños

quetzalcoatl

Cuenta la leyenda que cuando se creó el mundo, los dioses y los seres humanos vivían felices y en armonía. Sin embargo, el único que no estaba contento era el dios Quetzalcóatl, quien veía como los dioses se aprovechaban de los seres humanos, se sentían superiores y los hacían menos. 

Molesto con esta situación, Quetzalcóatl decidió transformarse en ser humano para compartirles a las personas toda la sabiduría y conocimientos que los dioses poseían.

Al llegar al mundo de los humanos viajó por muchas tierras hasta llegar a la ciudad de Tollan, donde encontró a sus pobladores haciendo un sacrificio dedicado a su hermano Tezcatlipoca. Al observar este acontecimiento, detuvo el sacrificio y les explicó que él venía a ofrecerles una ciudad eterna, llena de flores y buena vida. 

De pronto el cielo se despejó, las nubes desaparecieron y salió el sol. Quetzalcóatl les compartió sus conocimientos, y les explicó a las personas cómo era la vida con igualdad y humildad. Desde aquel día se convirtió en un ejemplo a seguir y todo un símbolo para los pueblos precolombinos.

Cuentos con imágenes. Cómo educar en valores a los niños

Ad