La leyenda de Tepoztécatl. Leyendas mexicanas para niños

Una historia sobre un héroe mexicano

La leyenda de Tepoztécatl es una historia sobre un personaje valiente y fuerte que luchó por salvar a su pueblo de una temible criatura. Una leyenda originaria del estado de Morelos, transmitida durante generaciones.

Guiainfantil.com te muestra las mejores leyendas mexicanas para niños, las cuales promoverán en los pequeños interés por la lectura. Historias atractivas que estimulan la escucha activa y además inculcan en ellos valores como la empatía, el respeto o solidaridad. Lee junto con tus hijos esta leyenda tradicional mexicana, para estrechar lazos con los pequeños y compartir momentos llenos de aprendizaje.  

La leyenda de Tepoztécatl. Leyenda tradicional mexicana

Tepoztecatl

Tepoztécatl nació de una princesa cuyo embarazo fue producto del amor de un pajarillo. El pequeño, fue nombrado por su madre como Tepoztécatl. Ella era inmensamente feliz con su niño, sin embargo, cuando los padres de la princesa se enteraron de aquel bebé, se molestaron mucho con ella, ya que no estaba casada, por lo que la obligaron a abandonar al niño lejos de su hogar.

Al abandonarlo, la princesa lo dejó cerca de un hormiguero, fue entonces cuando las hormiguitas lo alimentaron con gotas de miel que obtenían de un panal de abejas. Poco después de alimentarlo, las hormigas dejaron al bebé cerca de un maguey. Al tenerlo entre sus pencas, el maguey lo cobijó y alimentó con el aguamiel que llevaba en su interior. Tiempo después el maguey lo colocó en una caja y lo puso sobre las aguas del río Atongo, hasta que una pareja de ancianos que vivían en Tepoztlán lo encontraron y criaron como si fuera su hijo. 

El pequeño Tepoztécatl creció hasta convertirse en un fuerte y hábil guerrero. Un día una malvada serpiente llamada Mazacóatl apareció por Xochicalco amenazando a los habitantes de aquel pueblo. El padre adoptivo de Tepoztécatl fue elegido para acabar con aquella espantosa criatura, pero el hombre se encontraba muy viejo y cansado, por lo que Tepoztécatl decidió tomar su lugar y luchar contra la serpiente. Para ello el joven tomó muchos trozos de obsidiana y al estar luchando contra la criatura le cortó las entrañas con los cristales, terminando así con su vida.

Cuando regresó a su pueblo Tepoztécatl se convirtió en su héroe,  todos celebraron su victoria y lo nombraron Señor de Tepoztlán y sacerdote del Dios Ometochtli. Años después Tepoztécatl desapareció y se fue a vivir para siempre a la pirámide que se encuentra en la cima del cerro del Tepozteco.

Cuentos con imágenes. Cómo educar en valores a los niños

Ad