El canto del ruiseñor. Cuento infantil sobre la felicidad

Cuentos para niños para aprender a valorar las pequeñas cosas

¿Para ser feliz debemos colmar a los niños de juguetes y regalos? La realidad es que la felicidad está en las pequeñas cosas y esta enseñanza tan valiosa, queda desdibujada en ocasiones con tantos caprichos con los que colmamos a nuestros hijos.

En Guiainfantil.com queremos volver a lo básico y enseñar a los niños con este cuento infantil sobre la felicidad: El canto del ruiseñor, que deben aprender a valorar las pequeñas cosas y que la felicidad no la da la riqueza.

Cuento infantil para enseñar a los niños a ser felices con las pequeñas cosas

Cuento infantil sobre la felicidad y cómo encontrarla en las pequeñas cosas  

Descansaba tumbado en la arena cuando escuchó a lo lejos el canto del ruiseñor.

Pedro se levantó buscando alrededor y empezó a andar en la dirección de donde parecía venir la bonita melodía.

Se detuvo al rato para abrazar a un árbol con el tronco herido y, el canto del ruiseñor, se hizo más hermoso. 

Echó a andar de nuevo y volvió a detenerse para acariciar los pétalos de una flor y,  el canto del ruiseñor se escuchó entonces, con mayor intensidad y belleza.

Emprendió de nuevo la marcha y se detuvo en un campo de girasoles. Permaneció como ellos mirando al cielo. Sintió los rayos tibios del sol en su cara, mientras escuchaba agradecido el bello canto del ave cada vez más cerca.

Sólo había andado unos minutos y descubrió unas mariposas de colores volando de flor en flor. Las siguió sigiloso para no asustarlas sintiéndose muy feliz y, escuchó el canto más bello que nunca hubiera imaginado.

Llegó al río y se acercó a beber y a refrescarse. El agua transparente resbalaba por sus dedos y, de repente, reflejó la imagen de un bello ruiseñor en la rama de un árbol. Pedro se volvió a mirarlo emocionado y, cantó el ave con tanto sentimiento que el hombre pensó que, ese día, había descubierto toda la belleza del bosque gracias al bello canto del ruiseñor. Se tumbó en la hierba y escuchó feliz. 

Las pequeñas cosas son las que nos hacen más felices.

Actividades de comprensión lectora para niños

Leer no es sólo aprender a entender el significado de las letras cuando se juntan unas con otras, es sobre todo, entender su significado. Para que nuestros hijos aprenden a leer comprendiendo desde las primeras etapas de la lectura, te proponemos unas actividades relacionadas con este cuento. Pídele que responda a estas preguntas: 

- ¿Qué escuchó Pedro cuando estaba tumbado tranquilamente?

- ¿Qué le pasó cuando buscaba esa bonita melodía?

- ¿Logró encontrar de dónde procedía?

- ¿Cómo se sintió al final del cuento?

Fábulas para niños en imágenes. Cuentos cortos con moraleja

Ad