Cuento sobre la razón de que los búhos salgan solo por la noche

Cuento alemán de los porqués de la naturaleza

Precioso cuento de tradición alemana en el que se explica el porqué los búhos solo salen de noche.

Los porqués del mundo son una de las curiosidades que más gustan a los niños, por eso introducir un poco de imaginación en sus vidas, y dejar el lado más empírico para otro momento, es una forma divertida de incentivar la imaginación de los niños.

Una bonita historia corta sobre la razón de que los búhos sean aves nocturnas.

Por qué los búhos solo salen de noche

Cuento sobre la razón de que los búhos salgan solo por la noche

Hace muchos, pero muchos años, los búhos despertaban cada día con la salida del sol y convivían con el resto de aves diurnas.

Su cometido era teñir de colores a las demás aves del bosque. Daban bonitos y llamativos colores a los plumajes de sus compañeros, y todos los pájaros estaban muy contentos con ellos porque los búhos eran muy concienzudos en su trabajo.

Con su paleta de colores diseñaban con esmero cada una de las plumas y mezclaban, componían y elegían cada tono con mucho cuidado para que cada ave tuviese su propio color.

Sin embargo, a veces, se equivocaban y los plumajes eran muy parecidos.

La corneja, que poseía un precioso traje blanco inmaculado, no quería arriesgarse a ser pintada por miedo a parecerse a otros pájaros, por eso siempre se alejaba del búho.

Pero un día, convencida por los sugerentes colores que sus compañeros de vuelo poseían decidió acercarse al búho y pedirle un nuevo color. Ella quería que su plumaje fuese muy original, que no fuera como el de ningún otro pájaro, que no se pareciera en nada, ni siquiera, que se aproximara a otros. Tanto empeño puso en esa petición que el búho estuvo mucho tiempo pensando qué colores podría darle.

Pensó en mezclar muchos tonos distintos, pero se dio cuenta que las aves del trópico también tenían colores muy atractivos, lo mismo pasaba con los pavos reales, a los que había dotado de un plumaje tan bello que casi era inigualable.

Tan original quería ser el búho, que solo se le ocurrió que en la simplicidad del color encontraría algo diferente, así que decidió pintar a la corneja toda de color negro, un color que ningún pájaro tenía por entero en sus plumas.

- Puedes estar orgullosa corneja - le dijo el búho - tienes un plumaje que ningún otro pájaro posee.

La corneja miró su reflejo en el río, y al ver sus plumas tan negras como el carbón montó en cólera y decidió vengarse del búho.

Desde entonces las cornejas se meten con los búhos siempre que tienen oportunidad, y por eso, los búhos se esconden de día y solo asoman sus plumas cuando están protegidos por la oscuridad de la noche, cuando las cornejas duermen.

Ejercicios de comprensión lectora

Si quieres averiguar si tu hijo ha entendido el cuento, puedes hacerle estas preguntas. Son ejercicios de comprensión lectora que ayudarán al niño a comprender mejor lo que ha leído y a darse cuenta de si verdaderamente ha entendido bien la totalidad del texto.

- ¿A qué se dedicaban los búhos?

- Al principio de los tiempos ¿Cuándo salían los búhos, de día o de noche?

- ¿Por qué la corneja no quería ser pintada por el búho?

- ¿Por qué se enfadó la corneja?

- ¿Por qué se esconden los búhos de día? 


Fábulas para niños en imágenes. Cuentos cortos con moraleja

Ad