10 consejos útiles para leer cuentos a nuestros hijos

¿Cómo leer cuentos a los niños?

Leer cuentos a los niños puede parecer una cosa fácil, sin embargo, todo aquel que lo ha intentado alguna vez habrá podido comprobar que atraer la atención de un niño no es tan sencillo como parece. Los buenos contadores de cuentos son escasos y no es raro que el niño pierda rápidamente el hilo de la historia y su interés.

En Guiainfantil.com te dejamos algunas pautas que debes tener en cuenta a la hora de contar un cuento para que tus hijos no se duerman antes de tiempo.

Trucos para leer cuentos a los niños

Cuentos para dormir, cómo contarlos

1- Escoger un lugar acogedor: El sitio es importante; debe ser un lugar donde estemos cómodos, sin distracciones y sin ruidos externos.

2- Elegir el libro juntos: Seguramente no estaréis de acuerdo en el libro a elegir, pero si le dejas tomar parte en la elección, y cedes de vez en cuando, el niño se implicará más en la historia.

3- Hasta los 9 años debe tener un final feliz: El niño debe tener ilusión, aprender la moraleja y pensar que en la vida ser bueno siempre tiene su recompensa.

4- Es mejor contarlo y no leerlo: Al contarlo conseguimos con nuestros gestos y mirada mucha más atención; además añadiremos nuestro toque personal a la historia, enriqueciendo el cuento.

5- Repetir el cuento: Muy a pesar nuestro, cuando los niños son menores de 5 años les gusta escuchar el mismo cuento una y otra vez porque eso les hace sentir seguros. Por mucho que nos cueste debemos poner el mismo énfasis a la hora de contarlo que la primera vez.

6- Contar un solo cuento: El objetivo del cuento, además de distraer, es que quede en su memoria a la hora de meterse en la cama, así podrá reflexionar sobre él. Demasiados cuentos harán que pierda la esencia del mensaje.

7- Cuentos ilustrados si son pequeños: Cuando todavía no saben leer, las ilustraciones dan un aporte esencial al libro. El niño busca poner imagen a la historia y le ayuda a concebir la narrativa mucho mejor, sin embargo, una vez aprenda a leer, deberá ir abandonando las ilustraciones para centrarse más en el relato.

8- Poner entusiasmo: Es importante para que le niño nos preste toda su atención poner entusiasmo en lo que leemos, que se note que a nosotros nos parece interesante el cuento para poder transmitir y despertar ese mismo interés en el niño.

9- Poner voces diferentes a los personajes: Hacer el cuento divertido es esencial. Poniendo voces, además de divertirles,  enriquecerá la historia. Un punto a tener en cuenta es que no conviene ser demasiado estridentes ya que eso le distraerá de la esencia del cuento. 

10- Hacer gestos y usar la mirada: Especialmente si el cuento es contado, los gestos harán énfasis en lo que queremos transmitir, aunque sin pasarnos para no quitar la atención de la historia.

Contar cuentos es uno de los mayores placeres que podemos dar a nuestros hijos, y que a la vez podemos experimentar cuando vemos sus caritas de felicidad. Un cuento por las noches hará de nuestros hijos un momento mucho más especial y será un buen motivo para irse contentos a la cama. 

Fábulas para niños en imágenes. Cuentos cortos con moraleja

Ad