Los peligros de los punteros láser para los niños

Las lesiones provocadas por los punteros láser pueden ser irreversibles

El uso de los punteros o espadas láser se ha puesto cada vez más de moda entre los niños, en gran medida por la influencia de la película de la ‘Guerra de las Galaxias’, pero no debemos considerar estos aparatos como un juguete ya que un mal uso de los mismos puede provocar graves peligros para la salud de nuestros hijos.

Riesgos para los ojos de los niños de los punteros láser 

Daños causados por los punteros láser

En los últimos años han aumentado los casos de niños que presentan graves secuelas en la vista producidas por el uso indebido de estos aparatos en las consultas de los oftalmólogos. 

En muchas ocasiones se utilizan como un juego en el que los niños se retan a ver quien aguanta más tiempo a ser apuntado por estos punteros en los ojos o apuntan directamente a terceras personas que consideran su ‘objetivo’.

Las lesiones que pueden ocasionar en la vista no suelen causar dolor y pueden pasar desapercibidas durante semanas. Así lo alertan también desde diferentes asociaciones de consumidores. Estos punteros láser pueden provocar diferentes lesiones:

- Daños oculares: desde daños en la retina hasta la pérdida de la visión pudiendo ser incluso permanente y llegar a causar ceguera.

- Daños en la piel: provocando desde úlceras, hasta cambios en la pigmentación o incluso eritemas.

El daño que pueden ocasionar estos punteros dependen de su longitud de onda, del tiempo de exposición a éste y de la potencia del haz que emitan, y pueden perjudicar no sólo a los niños sino también a adultos o animales si los apuntan con los mismos.

Los expertos recomiendan que no se utilicen como fines de juego, aunque puedan ser productos atractivos para los niños e incluyan motivos infantiles como osos o estrellas, o apariencia de juguetes como las espadas láser, ya que un mal uso de los mismos puede tener consecuencias fatales. Y en el caso de que se utilicen que se haga siempre bajo la supervisión de un adulto sobretodo en el caso de los niños menores de 14 años.

Tu semana de embarazo

Ad