Roncar en el embarazo

¿Por qué roncamos en el embarazo?

Si has empezado a roncar en el embarazo cuando nunca lo había hecho, no te preocupes, estás dentro del 30% de mujeres embarazadas que lo hacen. 

En los últimos meses del embarazo es habitual roncar, pero no tienes que preocuparte, normalmente esos ronquidos son estacionales y desaparecerán cuando termine tu embarazo. En Guiainfantil.com te contamos el porqué de esos desagradables ronquidos en la gestación y qué puedes hacer para mitigarlos.

Los ronquidos en el embarazo

Los ronquidos durante el embarazo

Los ronquidos en el embarazo suelen estar provocados por ese torrente de hormonas que se desata durante la gestación. Los niveles de estrógenos aumentan provocando una relajación de las vías respiratorias; por otro lado, el incremento del flujo sanguíneo, que suele ser entre un 30 y un 50% más del habitual, hace que las membranas mucosas de la nariz se hinchen, dejando un paso más estrecho al aire.

No olvidemos que, especialmente en el segundo y el tercer trimestre, el aumento de peso y el volumen de la tripa se incrementan tanto que conciliar el sueño de la manera habitual es casi imposible, por eso las embarazadas adoptan posturas extrañas que añaden un extra a la posibilidad de sufrir esos molestos ronquidos.

Un dato curioso es el que revela que, con el aumento de peso, aumenta la grasa en el cuello y garganta, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias. Esto, junto con que ese mismo aumento de peso ejerce una presión sobre el diafragma, hace que se restrinja la respiración notablemente.

Aunque no es peligroso y no afecta al bebé, siempre hay que descartar que haya otras patologías conexas como: asma, diabetes, hipertensión, obesidad o apnea del sueño, que sí necesitarían de vigilancia médica ya que pueden afectar al crecimiento natural del feto.

¿Qué podemos hacer para evitar roncar en el embarazo?

1- Intenta no coger demasiado peso en el embarazo.

2- Haz la digestión antes de acostarte.

3- Ventila bien las habitaciones y, si es necesario, usa un humidificador.

4- Eleva la cabeza con una almohada doble o duerme más incorporada de lo normal.

5- No duermas boca arriba.

6-  No bebes bebidas con cafeína porque estrechan las vías respiratorias, mantén una dieta sana y practica deporte.

7- Si los ronquidos hacen que tu pareja termine más de una noche en el sillón, existen unas tiras que ensanchan las fosas nasales, o usa un dispositivo de avance mandibular, que ayuda a desplazar ligeramente la mandíbula y facilita la introducción de aire.

Tranquila, lo más probable, si es que no roncabas antes, es que los ronquidos desaparezcan tras el embarazo.

Ejercicios para embarazadas. Relajación y estiramientos paso a paso

Tu semana de embarazo

Ad