Estoy embarazada pero me siento enfadada y triste

Cómo afectan las hormonas a las emociones en el embarazo

Aunque esperar la llegada de un bebé es motivo más que suficiente para estar contentos y felices, en ocasiones las futuras mamás presentan sentimientos encontrados entre la alegría por el embarazo del futuro hijo y sentimientos de enfado o tristeza que en ocasiones nos pueden invadir. Son las hormonas que pueden jugar malas pasadas, es por ello que estando embarazada te sientas enfadada y triste. 

Enfado y tristeza en el embarazo

 Embarazada y, sin embargo, triste y embarazada

Durante el embarazo la mujer experimenta numerosos cambios en su cuerpo que se prepara y adapta en todo momento para la creación de una nueva vida. Todos estos cambios afectan a las emociones de la futura mamá que puede pasar de la alegría máxima a la tristeza más absoluta en cuestión de segundos.

Durante los 9 meses de espera la futura mamá puede experimentar sentimientos de tristeza o enfado cuando se plantea cómo será su vida después del nacimiento del bebé, ya que los cambios que supone también afecta a cómo es su vida ahora y cómo será en el futuro. La llegada del bebé supondrá menos tiempo para poder realizar determinadas actividades, o la pérdida de la autonomía para organizar el tiempo como mejor considere ya que prácticamente toda su vida girará en torno al futuro hijo. 

Cómo afectan las hormonas a las emociones en el embarazo

Otro de los desencadenantes de estos sentimientos de tristeza o enfado en el embarazo pueden ser causados por las molestias o dificultades que experimenta la futura mamá a lo largo del embarazo: las náuseas matutinas y molestias comunes durante el primer trimestre, la ansiedad por la llegada del bebé durante el segundo trimestre o las dificultades causadas por el aumento del volumen de nuestro cuerpo a la hora de descansar o efectuar tareas cotidianas, así como el miedo al parto en la recta final.

La sensibilidad emocional de la mujer embarazada también está muy marcada por los cambios hormonales que se producen durante la gestación.

Según varias investigaciones los niveles hormonales afectan a la serotonina que es la sustancia que está relacionada con el estado de ánimo de la futura mamá. Durante la gestación los niveles de progesterona y los estrógenos se duplican para adaptar el cuerpo de la madre y poder así acoger la nueva vida que crece en su interior, y este aumento hormonal afecta a la capacidad del cerebro para controlar las emociones.

Estos cambios emocionales durante el embarazo no afectan a todas las mamás por igual. Son considerados normales y además son temporales por lo que no debemos temerlos. Si es importante que los familiares y amigos cercanos a la futura mamá comprendan que estos cambios pueden producirse para que puedan entender qué le sucede y así la puedan ayudar a superar estas situaciones.

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

Tu semana de embarazo

Ad