Cómo saber escoger una película para niños según su edad

Películas que fomentan el aprendizaje de los niños

Es inevitable, el cine y la televisión forman parte de la vida diaria de nuestros hijos. De media un niño suele ver más de 10 horas de televisión semanales y son tremendamente receptivos a todo lo que reciben a través de las pantallas, por eso es primordial saber escoger qué es lo que queremos que nuestros hijos asimilen en sus inmaduras cabecitas.

Las películas son un buen recurso de aprendizaje, a través de ellas podremos inculcar valores, enseñar culturas diferentes, mostrar paisajes lejanos, acontecimientos pasados, presentes y futuros, ponernos en situaciones atópicas, entender otras formas de pensamientos, aprender nuevas ideas y fomentar la empatía con los personajes. Pero hay que tener en cuenta, que muchas de ellas pueden crear un impacto demasiado fuerte en sus mentes aún por desarrollar. 

¿Qué películas deben ver los niños?

Escoger películas para niños

Los niños son muy impresionables, especialmente cuando son pequeños, y está claro que experimentar sensaciones excesivamente intensas o ver imágenes impactantes puede herirlos psicológicamente. Por otro lado, las películas que no son adecuadas para su edad pueden provocar falta de interés, aburrimiento y, sobre todo, malas interpretaciones; así que tener un criterio de búsqueda por parte de los padres se hace totalmente imprescindible.

Una película bien elegida, podrá ser un buen aliado para su educación, o una auténtica pesadilla. Consejos para poder escoger las películas más adecuadas según su edad:

1- Hasta los 4 años mejor de dibujos animados. Los cuentos simples con finales felices y mucha imaginación y color son indispensables para inculcar valores sencillos en los niños como el bien y el mal, o los peligros de la vida.

2- Ver primero películas antiguas. Actualmente la estética del videoclip, donde las imágenes se suceden de forma frenética y no queda hueco para la reflexión ni para la pausa, suele hacer que las películas más antiguas aburran a los niños; son más lentas, no son visualmente tan impactantes, y el guión es más pausado. Así que, si vuestros hijos todavía no están viciados por ese maremágnum de imágenes, serán capaces de apreciar la belleza de aquellas películas. Os sorprenderá ver cómo se ríen con los Hermanos Marx o el Gordo y el flaco.

3- Introducir películas infantiles con actores reales. A partir de los cinco años, podéis empezar a introducirlas, le dan un matiz diferente hasta lo que ahora han visto, ya que les parecerá más real. Por tanto es importante que estéis a su lado para poder explicarlas adecuadamente ya que habrá cosas que no entenderán.

4- Escoge películas con pocos personajes, ya que si no se perderán en la trama; de temática sencilla (cuidado con las películas japonesas o manga que tras una estética infantil esconden películas de adultos); ni demasiado largas, ya que más de dos horas no conseguirás tenerlos en una silla sentados.

5- Intercala algunas películas históricas o didácticas a partir de los seis años.

Y, si no sabéis por dónde empezar… aquí tenéis algunas recomendaciones de películas que me parecen imprescindibles por orden cronológico, aunque siempre hay gustos para todo.

- The Kids (1921 - Charles Chaplin)
- El mago de Oz (1939 – Victor Fleming)
- Los Hermanos Marx en el Oeste (1940 – Edward Buzzell)
- La bella durmiente (1959 - Disney)
- El Corcel Negro (1979 – Producida por Francis Ford Coppola
- ET, el extraterrestre (1982 - Steven Spielberg)
- La historia interminable (1984 - Wolfgang Petersen )
- Los Goonies  (1985 – Producida por Steven Spielberg)
- La princesa prometida (1987 – Rob Reiner)
- Eduardo Manostijeras (1990 – Tim Burton)
- Solo en casa (1990 – Chris Columbus)
- Jumanji (1995 – Joe Johnston)
- Matilda (1996 – Danny DeVitto)
- Wall-E, Shrek y Toy Story (2001 - Pixar)
- Gru, mi villano favorito (2010 – Universal Estudios)

Ad