10 criterios imprescindibles para que los niños aprendan a ver la televisión

Pautas para ver la televisión en la infancia

La televisión puede ser un auténtico enemigo que ataca a las mentes menos críticas, un ente que se adentra en los cerebros de los niños y los manipula a su antojo, introduce valores equivocados, palabras inadecuadas y sobretodo, distorsiona la realidad.

Sin embargo, si la sabemos utilizar podemos encontrar en ella un gran aliado para educar a nuestros hijos, crear críticas, opiniones, debates, y abrir su imaginación a nuevos mundos, culturas y creencias. Los padres tenemos la responsabilidad de enseñar a ver la televisión a nuestros hijos y crear en ellos un sentido crítico que puedan poner en práctica siempre que se adueñen del mando de la tele.

10 consejos para que nuestros hijos aprendan a ver la televisión

Aprender a ver televisión

1- Nunca hay que ver lo que echan en televisión, sino elegir el programa que vamos a ver en de antemano. Debemos evitar hacer zapping, moviéndonos de un canal a otro sin sentido, sino que deberemos seleccionar un programa de verdadero interés para el menor.

2- Nunca tener la televisión encendida si nadie la está viendo. La compañía de la televisión debe ser sustituida por nuestra compañía familiar mutua o por silencio, con ello, además de ahorrar dinero y energía, ganamos paz y tiempo para nuestra familia.

3- El rey del mano no debe ser el más mayor, el más fuerte o el primero que llegue, si no que los programas deben ser elegidos por consenso de todos, o por turnos, pero siempre respetando la opinión de todo los miembros de la familia, por pequeños que sean.

4- Nunca tener una televisión en la habitación de los menores, ya que debemos recordar que la televisión incentiva el aislamiento de la convivencia familiar, y es adictiva.

5- Conviene pactar previamente un horario de televisión o unos días semanales como si fuera un evento familiar, sin llenar todos los huecos libres que tengan los niños o nosotros mismos. Hay que tener tiempo para el juego, la amistad, el diálogo, la lectura, la creatividad y, por supuesto, la televisión.

6- Nunca usarla de niñera. Es inevitable que cuando estamos ocupados y no queremos que nuestros hijos molesten, les encendamos la televisión. Es mejor no hacerlo, pero si no queda más remedio, entonces hagámoslo con sentido crítico y pongamos algún programa cultural, o alguna película en inglés que, además de distraer, también puedan aprender algo de ella.

7- No encenderla nunca a la hora de comer o cenar en familia. Estos momentos son perfectos para el diálogo y no debemos perderlos mirando una pantalla. Es el tiempo de preguntarnos qué tal ha ido el día.

8- Recordemos que nuestros hijos imitarán lo que vean en la televisión, así que intentemos que no vean personajes o valores equivocados para su edad. Lo mejor es siempre sentarnos con ellos a ver la televisión para poder enseñar a nuestros hijos a crear criterio sobre lo que están viendo y dar explicaciones sobre ciertas situaciones confusas para ellos.

9- No deben ver maldad, violencia, sexualidad demasiado explícita para su edad, delincuencia, racismo, etc…

10- Cuidado con los anuncios, algunos puedes ser más perjudiciales que los propios programas, y suelen ser más impactantes para los menores, ya que sus mensajes son concisos, cortos y llevan eslóganes pegadizos. En ellos aprenderán a ser materialistas, deshojando los valores reales de la vida y sustituyéndolos por otros vacío de contenido y perjudiciales para la salud como son los estereotipos delgados y musculosos en exceso o la comida grasas y con azúcar…

Por último, es importante recordar que no debe usarse como premio o castigo, y sobre todo, que debemos enseñar a desarrollar una actitud crítica ante ella.

Películas para ver en familia

Ad