El uso de nuevas tecnologías antes de los 3 años. Ventajas y desventajas para nuestro hijo

La nueva tecnología y aparatos electrónicos ¿amigos o enemigos de los niños en edad preescolar?

Muchas veces nos quedamos perplejos al ver cómo los niños menores de 2 años utilizan el móvil o Tablet como si de un juguete se tratara. Ellos han adquirido esta destreza de manera natural y por imitación. Distan mucho de nosotros, padres y madres nacidos antes de 1990. 

No hay una edad clave para comenzar a utilizar estas tecnologías, sino que el momento debe ser cuando el niño sea capaz de interactuar con su entorno. Vamos a analizar cuáles son las ventajas y desventajas de utilizarlas antes de los 3 años. 

Ventajas del uso de nuevas tecnologías antes de los 3 años

El uso de las nuevas tecnologías antes de los 3 años

El uso de las nuevas tecnologías tiene muchas ventajas, sobre todo a nivel educativo:

1. Sirve de gran utilidad para el buen desarrollo del niño (dibujo, estimulación visual y auditiva).

2. Mejora la concentración, la apreciación espacial, que comiencen a establecer secuencias lógicas e incluso seriaciones, mejoran la destreza manual.

3. Desarrolla las habilidades de los peques, les ayuda a tomar decisiones, a analizar y observar.

4. Puede ser un complemento de métodos tradicionales, nunca un sustituto. 

5. Estimula la investigación, el descubrimiento y las ganas de aprender

Desventajas del uso de nuevas tecnologías para los niños antes de los 3 años

Al igual que tiene muchas ventajas, el uso de nuevas tecnologías en menores de 3 años también tiene muchos inconvenientes:

1. Que se use sin control parental, teniendo acceso a determinados contenidos no adecuados para su edad.

2. Que puedan quedar expuestos a ellas sin control en algún momentos. Siempre que vea algo, tanto en Tablet o televisión, debemos explicarles qué es lo que ven y no solamente dejarles en frente de todos estos estímulos. 

3. La psicomotricidad se centra únicamente en el aspecto fino, olvidando las demás partes de su esquema corporal.

4. Falta de socialización.

4. Su uso excesivo puede crear dependencia.

Cómo utilizar de forma responsable con los niños las nuevas tecnologías

Lo ideal es utilizar las tecnologías como recurso inicial para comenzar determinados tipos de actividades o como apoyo para ver determinadas imágenes que no tenemos presentes en nuestro día a día. Por ejemplo, para fomentar el bilingüismo desde bebés, se pueden utilizar vídeos en inglés que hablan sobre las rutinas de los peques, o vídeos con canciones muy conocidas que les ayuda a interiorizar de forma divertida el idioma.

Los contenidos adecuados para esta edad son aquellos que les hacen interactuar y no les mantenga pegados a las pantallas. Pueden escuchar canciones, ver imágenes, jugar con determinadas aplicaciones educativas, etc.

Hay muchas aplicaciones educativas hoy en día. Debemos buscar la que mejor se adapte a nuestros peques, sobre todo, por edad y conceptos a tratar. 

En este primer ciclo de educación infantil debemos acompañarles en el uso de este tipo de aplicaciones, ya que pueden llevarles fácilmente a la frustración si las manejan solos desde el principio. 

Además, dar a los peques el teléfono para que se calmen no es buena opción ya que, al igual que si lo hicieran pidiendo otra cosa, les estamos acostumbrando a tener una respuesta inmediata a lo que quieren. Soy madre y no puedo negar que recurra a darle el teléfono a mi hijo en ciertos momentos, pero hay que dárselo con control, por tiempo limitado y sabiendo que lo tienen como parte de su día, pero no para calmarles una rabieta.

Últimamente lo usamos sólo para entretener, y estamos dejando de lado el juego tradicional y las relaciones familiares o con los iguales. Debemos usarla para que se diviertan, a la par de aprender sin que quite tiempo para otras actividades adecuadas para su edad. Nosotros somos un reflejo para ellos y somos los primeros que vivimos pegados a las tecnologías. Por ello pienso que nos deberíamos de olvidar de ellas, durante el tiempo que estemos con nuestros peques, para jugar con ellos y desarrollar su creatividad a través del juego, y no dándoles todo hecho a través de ellas. 

Por Marta Díaz Ruiz, directora de Escuela Nemomarlin Rivas, Madrid

Juega a hacer las letras del alfabeto con las manos

Ad