Qué beneficios tiene para los niños leer a los animales

En qué consiste la terapia de lectura de niños a los animales

Leer a los animales en voz alta tiene muchísimos beneficios para los niños. El proyecto 'Perros y Letras' utiliza estos beneficios en muchos colegios de todo el mundo, con el objetivo de ayudar a todos los niños a mejorar su lectura y comprensión lectora, pero sobre todo a ganar en confianza, empatía y muchísimos otras habilidades. 

Te explicamos qué beneficios tiene para los niños leer a los animales y en qué consiste esta terapia con niños que necesitan mejorar su comportamiento o afianzar las habilidades sociales.

Para qué niños está indicada este tipo de terapia de lectura a los animales

Terapia de leer a los animales

La terapia de lectura de niños a animales del proyecto 'Perros y Letras' trabaja en numerosos colegios de países de todo el mundo. Los destinatarios son todos los niños en general que necesitan algún tipo de refuerzo, desde niños con algún tipo de fobia hasta aquellos que simplemente necesitan ganar en autoestima para mejorar su lectura y su rendimiento escolar. De hecho, los únicos niños con los que no pueden trabajar es con niños con alergias.

Tanto padres como los profesores, lo primero que notan es un aumento de motivación hacia la lectura. De hecho, muchos de estos niños luego intentan leer a sus mascotas cuando llegan a casa. 

Es una terapia fantástica para niños de todas las condiciones, pero en especial: 

- Niños que silabean al leer. 

- Niños con problemas de habilidades sociales.

- Niños con problemas de comportamiento.

- Niños retraídos o tímidos.

Descubre qué beneficios tiene para los niños leer a los animales

Esta terapia funciona con todos los niños en general. Les ofrece todos estos beneficios:

1. Mejora la vocalización: Mejora la habilidad y fluidez de la lectura. Los niños a los que les cuesta leer de forma fluida mejoran muchísimo.

2. Mejoran la calidad de las habilidades sociales: NIños tímidos o con dificultades en la relación con sus iguales, se sienten más seguros a la hora de relacionarse con el resto. Esto es así porque ganan en confianza en sí mismos. Al participar en esta terapia, se sienten 'los elegidos', y esto les ayuda a mostrarse más y participar en grupos con los demás niños. 

3. Ganan en seguridad: Mejora la autoestima de los niños y la confianza en sí mismos. 

4. Mejora la comprensión lectora: Con ayuda del animal, el niño intenta entender lo que está leyendo. Además se siente responsable y eso le ayuda a esforzarse más.

5. Mejora su concentración: Ideal para niños más despistados o nerviosos, y para aquellos que no consiguen controlar sus emociones. Leer a los animales les ayuda a relajarse y a centrarse en una única tarea. 

No es recomendable que participen los padres en esta terapia porque la relación debe ser del niño con el perro. La tarea de los adultos en este caso es desaparecer. 

Ad