La importancia del juego para el aprendizaje del niño

El juego en el aprendizaje del niño

Jugar es hacer algo con alegría con el fin de entretenerse, divertirse o desarrollar determinadas capacidades. El niño que juega es feliz y, cuando un niño es feliz con toda seguridad aprenderá antes. El primer acto creativo del ser humano es jugar y, jugar significa indagar, conocer, descubrir todo lo que se necesita para hacerse adultos. 

En Guiainfantil.com te contamos por qué es tan importante el juego en el aprendizaje del niño.

El juego como parte del aprendizaje del niño

Juego en el aprendizaje del niño

Comenzamos a jugar cuando somos bebés y, lo hacemos espontáneamente, porque es una necesidad que tenemos desde niños para poder comprender todo lo que sucede a nuestro alrededor. Los niños se sienten atraídos por el juego y, está en las manos de los adultos saber  aprovechar esta situación para que aprendan sin esfuerzo de manera natural y pasando un buen rato.

Los beneficios del juego son indiscutibles:

- Participar en los juegos de los niños desde que son pequeñitos es hacer que se sientan  muy queridos, por eso, si jugamos con ellos tendremos niños seguros y con una autoestima alta.

- A través del juego los niños exteriorizan su personalidad, es decir, nos muestran cómo son.

- Cuando saltan o corren están desarrollando sus capacidades motoras.

- Si juegan en grupo adquieren habilidades sociales, aprenden a cooperar y a saber respetar a los otros y, por si fuera poco, a través de los juegos perfeccionan el lenguaje y aumentan su desarrollo intelectual.

- También aprenden a memorizar y, lo que es más importante, a razonar pues se crean situaciones en las que los niños tendrán que buscar soluciones.

Está claro que el juego da muchas posibilidades educativas y, aunque el niño no juega para aprender, acabará por aprender jugando porque, sin duda, los juegos son aprendizaje y nuevas experiencias.

Los tiempos han cambiado y, es evidente, que nuestros hijos no se divierten con los mismos juegos que nosotros lo hacíamos, actualmente se juega de otra manera. Jugar es una necesidad del ser humano y, de un modo u otro, siempre formará parte de nuestra vida, por eso, es necesario que vayan cambiando  según la edad de los niños ya que necesitan motivación y estímulos constantes para aprender y, por supuesto, deben ser juegos que sean de su interés. 

 Así mientras juegan y se divierten van adquiriendo una serie de conocimientos y capacidades sin tener que esforzarse porque de eso se trata. Para los niños el juego es una parte fundamental en su aprendizaje.

Para terminar os dejo esta frase de Fred Rogers: «El juego realmente es el trabajo de la infancia»

Juegos para estimular la fantasía y la creatividad en los niños

Ad