Cómo reforzar a los alumnos de forma positiva

Consejos para profesores: cómo estimular a los alumnos

Al igual que con sus padres en casa, los niños tienen a sus profesores como referente dentro del aula. Los pequeños perciben de sus maestros lo que hacen y lo que dicen. De esta manera, tienden a imitarlos en todos los aspectos. Por ejemplo, la manera de relacionarse, la actitud hacia la vida, el sistema de valores, etc.

Por ello, es importante que a la hora de enseñar, los profesores muestren coherencia entre lo que exigen a los niños y lo que hacen ellos mismos para que los pequeños puedan aprender. Es decir, los maestros han de tener en cuenta que debe de haber una correspondencia entre lo que enseñan y cómo se comportan.

Los profesores han de encontrar un modelo educativo adecuado en el que se pueda favorecer la autoestima de sus alumnos donde el niño se sienta respetado, aceptado y en el que aprecie su capacidad de resolver problemas de manera independiente. Te contamos cómo pueden reforzar a los niños de forma positiva.

Consejos para reforzar a los alumnos de forma positiva

Consejos para reforzar a los alumnos de forma positiva

Cuando un profesor busca reforzar a los alumnos de forma positiva es recomendable que en vez de limitarse a destacar sus errores, castigar o regañar al niño por aquello que hace mal, se debe resaltar y valorar las conductas y acciones positivas que realiza el niño para perpetuarlas y que se repitan en el futuro.

Gracias a este refuerzo positivo se consigue que los alumnos afiancen conocimientos, estimular su esfuerzo, sean más receptivos, estén más motivados y aumente su autoestima.

Para ello el profesor puede estimular con eficacia las conductas positivas de los alumnos:

- Diferentes estímulos para alumnos diferentes. Es importante que a la hora de preparar las clases se tenga en cuenta la teoría de las inteligencias múltiples. Cada niño es diferente y su manera de aprender difiere con respecto al tipo de inteligencia que tenga más desarrollada.

- Trabajar de manera conjunta con la familia. Gracias ello la calidad de la educación que se le ofrece al niño mejora ostensiblemente.

- Dar respuestas inmediatas. Cuando los niños consigan ciertos logros o actúen de manera positiva los profesores han de alentar sus esfuerzos durante el proceso o inmediatamente después. Si pasa un periodo de tiempo largo desde la acción positiva del niño se puede perder eficacia en la estimulación. Esto se puede hacer con frases como: ¿Qué bien estas trabajando?

- Generar expectativas de logro adecuadas y facilitar que el menor se sienta aceptado hará que el niño pueda llegar a tener una imagen positiva de sí mismo.

- Utilizar técnicas como “el bolígrafo verde. Es una técnica que se hizo muy famosa por internet. Es muy simple y eficaz. Consiste en marcar con el bolígrafo verde los aciertos, en vez de tachar con rojo los fallos en los exámenes o las pruebas. Gracias a esto se evita centrar la atención de los alumnos en los errores, ayudándoles a fijarse en lo que hacen bien para poder repetirlo en el futuro.

- Crear buen clima. Los profesores necesitan crear un ambiente cálido y acogedor, en el que los niños se sientan seguros y en el que se atiendan sus necesidades.

Qué reforzadores pueden usar los profesores con los niños

Para llevar a cabo el refuerzo positivo de sus alumnos, los profesores cuentan con diferentes tipos de estímulos y reforzadores que pueden usar. Entre ellos:

- Físicos. Estos son: premios, regalos, ser la mejor nota de clase, etc. Todos ellos basados en una motivación extrínseca. No se puede abusar de ellos ya que crean dependencia y pueden desviarse hacia una competición insana entre los alumnos y llegar a crear bullying.

- Sociales. Estos se basan en estímulos verbales como las felicitaciones, en el contacto físico como las palmaditas, y en expresiones faciales como gestos y sonrisas.

- La retroalimentación. Cuando el niño realiza la actividad es gratificante para él que se elogie cómo la ejecuta.

- Utilizar actividades preferidas. Conociendo los gustos de los niños, utilizar las actividades que más les agradas para estimularlos. 

Ad