Cómo mejorar la atención de los niños en el aula

Trucos para tener a los niños atentos en clase

Una de las situaciones en las que se está incidiendo últimamente en la educación es como mejorar la atención de los niños en las aulas.  Es habitual encontrar alumnos que dejan de atender, que cortan o se despistan en mitad de la clase, maestros que reclaman o regañan cuando esto se produce y padres que no saben cómo ayudar o qué hacer con sus hijos.

Bueno, pues lo primero que debemos saber es que todo esto es normal, y se produce por razones que “casi” escapan a nuestra voluntad. Entonces, ¿qué podemos hacer para facilitar y fomentar la atención dentro del aula?

 ¿Qué podemos hacer para facilitar y fomentar la atención de los niños dentro del aula?

Cómo mejorar la atención de los niños en el aula

Debemos saber que la atención del ser humano es una capacidad o cualidad de seleccionar unos estímulos y no otros, y lo más importante, es limitada. Tiene una duración máxima en los alumnos de entre 10 y 15 minutos. Por tanto debemos normalizarlo, no desconectan porque quieran (aunque a veces se produzca), es que en el caso de que estuviesen muy motivados hacia una tarea, el cerebro se desconectaría automáticamente. Es importante no culpar a los niños de esta acción. Además, no todas las personas tienen la misma capacidad de atención.

Antes que nada, deben quedar claros dos puntos:

1- El inicio de la clase es clave: En este punto hay que reclamar la atención del alumno, ya que es cuando están más receptivos. Hay que abrir el foco del interés y despertar su curiosidad.

2- Cambios metodológicos: Cambiar de metodología con cierta frecuencia ayuda a que los alumnos abran su foco de atención hacia la actividad. Aunque todas pueden ser buenas según el momento y actividad, hay estudios que demuestran que a metodologías más activas la atención es más alta, y por el contrario, a metodologías más planas, la atención de los niños disminuye.

A continuación detallo una serie de consejos que pueden facilitar esta labor:

1. Comenzar la sesión estableciendo juegos, retos, desafios…...

2. Establecer pausas cada 15 minutos; tener en cuenta que los alumnos pueden desactivar la atención. Podemos adelantarnos y tenerlo programado con actividades o juegos que les desconecte para poder conectarse de nuevo con más garantías.

3. Tener estrategias de supervisión; pedir a los alumnos resúmenes, titulares o ideas sobre lo que se trabaja de forma recurrente para mantenerles activos.

4. Introducir cambios de registro en el tono de voz.

5. Contar historias.

6. Preguntarles. La pregunta hace participe.

7. Usar ejemplos que sean familiares, analogías y metáforas.

8. Controlar la dificultad de la tarea para que se ajuste a las características de nuestros alumnos.

9. Usar el humor; importantísimo, todo entra mejor con una buena dosis de humor.

10. Haz variaciones metodológicas y pausas para juego activo. La variedad estimula la atención.

11. Sorprende.

Ad