Cómo enseñar al niño a hacer esquemas

Trucos para que tu hijo haga buenos esquemas para estudiar

Un esquema es una exposición ordenada de los puntos esenciales de una materia que se relacionan con líneas, números u otros signos gráficos para indicar su interdependencia.

Los niños se agobian al ver las lecciones con largos textos, por eso, los esquemas son muy útiles y sirven de una gran ayuda a la hora de estudiar.

¿Cómo hacer un buen esquema para estudiar?

Aprender a hacer esquemas

Los esquemas nos permiten organizar y sintetizar las ideas principales y, relacionarlas con las ideas secundarias, de tal manera, que nos facilitan una rápida compresión con menos esfuerzo, por tanto, nos simplifican el trabajo y nos «obligan» a encontrar la lógica del texto. Además, lo bueno de los esquemas es que nos permiten de una sola ojeada, memoria visual, ver las ideas relevantes del texto y su relación, por lo que  nos haremos rápidamente una idea clara del conjunto y, aprenderemos enseguida a ir  al grano del mensaje que se nos quiere transmitir.

1. Para lograr hacer un buen esquema es imprescindible hacer una lectura inicial para saber de qué va el texto, pero sin subrayar, solo tratando de entender el contenido del mensaje. Si es necesario se puede hacer una segunda lectura antes de empezar a subrayar hasta que tengamos claro las ideas principales y hayamos trabajado bien el texto. Debemos hacerlo en una hoja grande, con espacio suficiente para hacer un esquema claro y limpio y mejor con nuestras propias palabras para que sea más fácil retener y asimilar el contenido. El  título del tema debe señalar claramente el contenido central del tema. El subtítulo debe ser breve y la idea es que  complete la idea principal. 

2. Para hacer un esquema es fundamental entender bien el texto, saber subrayar las ideas principales y descubrir las palabras claves, y para ello, es muy importante tener el hábito de leer para adquirir ortografía. Si los niños acostumbran a hacer esquemas de las lecciones aprenderán a desarrollar su capacidad de síntesis de la lectura y, tendrán una clara visión del conjunto, por lo que  les resultará más fácil comprender los contenidos que tengan que estudiar.

3. Los esquemas son una combinación de palabras y signos llamativos. Podemos realizarlos con flechas, llaves, cajas, con diferentes colores y tipos de letras, con la finalidad de hacer que comprendamos mejor el texto, por eso, elegiremos el que más nos convenga a cada uno. Es conveniente  acostumbrarnos a utilizar siempre los mismos colores, por ejemplo, para hacer los diferentes «niveles» de ideas (relevantes y secundarias), pues así, será mucho más fácil que con un solo vistazo comprendamos el mensaje. 

Si los niños aprenden a subrayar las palabras que tengan sentido será mucho más fácil que lleven la lección aprendida, porque si logran hacer un buen esquema con él podrán estudiar y les bastará.

Para terminar os dejo una frase de William James (1842-1910): “El arte de la sabiduría consiste en saber lo que hay que pasar por alto”. 

Ideas de juegos para que los niños aprendan las letras del alfabeto

Ad