Cómo elegir la mejor escuela para niños con necesidades especiales

Consejos a seguir a la hora de comenzar la escolarización de los niños

La escolarización de los más pequeños es una decisión importante, ya que marcará su futuro social e intelectual del niño, especialmente cuando se trata de niños con necesidades especiales.

Con estas pautas podrás escoger la mejor escuela para tu hijo con necesidades especiales.

Consejos para elegir la mejor escuela para un niño con necesidades especiales

Cómo elegir la mejor escuela para niños con necesidades especiales

El centro que escojamos va a marcar el desarrollo del niño como persona y su vida, tanto intelectual como socialmente. El primer dilema al que se enfrentan los padres es valorar qué es lo que más conviene: una escuela de educación especial, o una escuela ordinaria con apoyos para la inclusión.

 A la hora de escoger ten en cuenta estos aspectos:

1- Prioriza las necesidades de tu hijo. Tú mejor que nadie deberías saber qué apoyos necesita y en qué áreas. Sé realista y no escojas escuelas con barreras arquitectónicas si tiene limitaciones motoras; o no elijas una escuela muy exigente si es incapaz de adaptarse a las normas. Selecciona la escual según la personalidad del niño más que por los valores y el proyecto educativo.

2- No tengas prejuicios respecto a las escuelas de educación especial. Este tipo de escuelas ofrecen una atención individualizada, con muchos especialistas y, cada vez más, realizan actividades en la comunidad.

3- Escucha a los profesionales. Los profesionales que te pueden orientar, ellos conocen las escuelas que existen la tu zona y saben cómo funcionan realmente.

4- Visita tantas escuelas como quieras. Las opiniones que te puedan dar las personas que llevan a sus hijos a cada centro son valiosas, pero recuerda que sus prioridades no tienen por qué ser las mismas que las tuyas.

5- Si quieres saber cómo funciona realmente visita la escuela en horario escolar mejor que en el día de puertas abiertas. Fíjate que estas jornadas no tengan una orientación demasiado comercial y que muestren bien el funcionamiento de la escuela.

6- No te quedes con ninguna duda sobre el centro. Seguramente tus preguntas serán diferentes que las del resto.

7- Ten en cuenta los horarios. Es interesante valorar qué implica para los miembros de la familia que un niño vaya a una escuela u otra, de manera que sea posible la conciliación con los horarios de los padres o los hermanos, y este hecho quizás suponga demasiado estrés para la familia.

8- A qué escuela van los hermanos. Quizás sea bueno que los hermanos compartan patio, o no, y la comodidad que os supone a vosotros como padres para organizaros.

9- La proximidad al domicilio facilita el contacto y acceso al centro escolar; lo que puede fomentar la autonomía para que los niños vayan solos y potencia la relación con los niños que viven en el barrio.

10- El proyecto educativo del centro: cómo agrupa a los alumnos, cómo se trabajan las áreas, si se estudia por competencias, cuál es el papel de los deberes en la dinámica didáctica ...

11- La implicación de las familias. Es fundamental trabajar juntos, y mantener una comunicación abierta, entre las familias y la escuela. 

12- Cómo atiende la escuela a la diversidad. Investiga si cuentan con personal de apoyo propio del centro y si tienen acceso especialistas ajenos a él. Si tienen disposición y experiencia para adaptar el curriculum escolar en base de las habilidades y necesidades de los alumnos.

13- La opinión de otras familias con hijos con necesidades especiales. Seguro que compartirán contigo su experiencia de manera sincera .

La mejor escuela para un niño con discapacidad es “la que se adapte a su carácter, la que cubra sus necesidades y potencie sus habilidades. Aquella que le ayude a crecer y a desarrollarse como persona, que le haga sentir como uno más en el grupo, que le valore y le respete tal como es”.

Ad