Cómo detectar un problema en el niño a través de sus dibujos

Qué nos dicen los dibujos de los niños

A la mayoría de los niños les gusta pintar, dibujar, garabatear, colorear....El dibujo de los niños no sólo es un juego o una actividad más, el dibujo representa el mundo del niño. No define ni explica todo lo que le pasa al niño, pero podemos observar sus fantasías, sus gustos, y también sus miedos y preocupaciones, y como el dibujo evoluciona con el niño, nos informa también del momento de desarrollo en el que se encuentran. ¿Podemos detectar un problema en el niño a través de sus dibujos? Veamos cómo interpretarlos.

Interpretar y detectar un problema en el niño a través del dibujo

Interpretar si el niño tiene un problema a través de su dibujo

El dibujo para el niño es una oportunidad de conectar con su mundo interior y con aquellas cosas que vivencia por primera vez, le sorprenden y a veces le asustan.

A través de los dibujos infantiles podemos ver aquellos detalles que como adultos podemos ignorar y que para el niño se han convertido en protagonistas de su mundo y no sabe cómo explicarlo ni ordenarlo. Es una especie de escenario teatral donde el niño puede decir, ordenar y expresar lo que piensa, siente, agrada o teme.

En psicología, el dibujo es una herramienta más para el conocimiento del niño que, bien utilizada, nos aporta mucha información sobre cómo se siente el niño, lo que le preocupa, su personalidad, etc.. El dibujo nos acerca a su mundo afectivo en etapas o momentos en las que todavía no sabe o no puede comunicar lo que siente y lo que le preocupa.

¿Podemos saber si el niño tiene problemas a través del dibujo?

Lo primero que hay que aclarar, es que la interpretación del dibujo del niño no es tarea fácil, por lo que deberá correr a cargo de especialistas en interpretación del dibujo, las técnicas proyectivas, y la psicología infantil. Lo que yo como padre puedo interpretar como normal en el dibujo de mi hijo, puede no serlo y lo que puede resultarme llamativo puede que sea normal en su etapa de desarrollo o puede estar relacionado no tanto con problemas o trastornos sino con algo que haya visto recientemente o su fantasía.

Si por ejemplo mi hijo dibuja pistolas o escenas de disparos en su dibujo... ¿significa que es violento agresivo o que tiene algún problema? No necesariamente. Puede que haya visto recientemente una película, serie o videojuego con escenas así. En el dibujo no nos fijamos tanto en qué dibuja, sino en cómo lo dibuja, el lugar que ocupan los dibujos en el papel, los colores empleados, la presencia o ausencia de elementos en sus dibujos, la presión del lápiz al dibujar, etc...

El dibujo es una fuente de información más y no la única, pero lo cierto es que la información que me aporta el dibujo es muy útil. Podemos saber el lugar que el niño siente que ocupa en la familia, con quien se siente más unido o a quien siente más distante en la familia, por ejemplo. O si es un niño inseguro o con miedos, si necesita comunicarse con su entorno y siente que no puede... Nos brinda datos valiosos sobre el mundo interior del niño. 

¿Qué función cumple el dibujo en la infancia?

- Le brinda la posibilidad de dominar el movimiento, el niño desarrolla aspectos fundamentales en su evolución, como cimentar las bases esenciales para la lectura y la escritura, la confianza en sí mismo, la experiencia de la motivación interior y la creatividad.

- Permite la comunicación interpersonal, tanto consciente como inconsciente, (esto es lo interesante, que cuenta cosas de forma involuntaria)

- Expresar su mundo interior.

- Elaboración de conflictos. Es una forma de descargar conflictos y tensiones para el niño. 

¿Cómo evoluciona el dibujo en el niño?

- Los niños se inician en el dibujo a través del garabato, y poco a poco el dibujo va evolucionando hacia formas más  ordenadas y reconocibles, (formas geométricas, figura humana, elementos del mundo que le rodea...). A medida que el niño va por un lado controlando los movimientos de su cuerpo, y desarrolla la motricidad fina, sus dibujos pasan a ser más organizados que en las primeras etapas.

- Hasta los 4 años, predomina el garabato, y a partir de esta edad empiezan a aparecer las primeras figuras humanas (que van evolucionando entre los 4 y los 7 años a medida que van adquiriendo conciencia del esquema corporal) , o el dibujo de la casa o el árbol.

- Entre los 7 y los 9 años, aparece en los niños un concepto más, las relaciones espaciales entre los objetos del dibujo.

- Entre los 9 y los 13 años, los niños buscan que su dibujo sea lo más realista posible.

Las diferentes etapas del dibujo están muy ligadas al desarrollo del niño tanto a nivel cognitivo, como emocional, psicomotor, o social por lo que el dibujo de los niños no sólo nos aporta información a nivel emocional o personal, sino que también me aporta datos sobre el nivel madurativo o de desarrollo del niño.

En relación con el dibujo, nos gustaría destacar la importancia de que el niño pinte, garabatee, dibuje, se exprese de manera libre. Es importante que los adultos no juzguemos el dibujo del niño, si nos parece que está bien, o mal, o si ha coloreado saliéndose de los márgenes o si lo que ha dibujado que el niño dice que es un perro parece una salchicha con patas... Debemos dejar que el niño se exprese de la manera que quiera o sepa, pero si el niño se encuentra que el adulto juzga su "obra" es muy probable que deje de hacerlo. 

Dibujos de flores para colorear con los niños

Ad