Cómo ayudar al niño a ser él mismo y no dejarse influenciar

Ayudar al niño a aceptarse y ser auténtico

Los padres quieren lo mejor para sus hijos. Intentan guiarles y enseñarles todo lo que saben para que crezcan de manera sana y para que tengan las herramientas suficientes para poder manejarse por el mundo en un futuro.

El problema aparece cuando los adultos sin darse cuenta, crían a los hijos de tal manera que se dejen influir por ellos. Es decir, los padres el educar a sus hijos no se dan cuenta que el niño que se deja influir con facilidad en casa, puede arrastrar esta debilidad a otros entornos en los que convive. Sin embargo, es importante ayudar al niño a ser él mismo y no dejarse influenciar por los demás. 

Baja autoestima y falta de confianza en los niños

Niños que se dejan influenciar por los demás

Los primeros años en la vida del niño son claves para que se dé una autoestima sana. Es importante fomentar en los niños la seguridad en sí mismos y su sentido de la valía necesarios para que alcancen la autonomía y la independencia. De este modo, podrán llegar a ser ellos mismos, no se dejarán influenciar por otros y alcanzaran éxitos en sus vidas.

Cuando los niños son pequeños nos encontramos con aquellos que quieren hacer todo “solitos” y son tan “independientes” que en la gran mayoría de las ocasiones hacen perder la paciencia de sus padres.

En cambio, muchos otros se dejan guiar sin poner objeciones y sin hacer valer sus opiniones. Esta actitud de los niños puede llegar a fomentar un proceso más fácil para los padres en la crianza de sus hijos, pero a la larga será más perjudicial para el niño ya que quizá esté reprimiendo sus sentimientos y en un futuro esto le haga ser más manipulable.

La preadolescencia como factor desencadenante

En la preadolescencia los niños sienten la necesidad de integrase en grupos de iguales. Es cuando aparece la presión de grupo y será el elemento principal para que se active la influencia y la manipulación.

- En los niños que son independientes desde pequeños con una capacidad innata de liderazgo innata o que ha sido educados en la autonomía, serán capaces de someter a otros que no lo son cuando pertenecen a grupos de iguales. 

- En aquellos niños acostumbrados a ser liderados e influenciados por sus padres cuando pretender ser parte del grupo de iguales se dejarán influir por las ideas del líder del grupo para ser aceptados.

Que hacer para ayudar al niño a ser él mismo y no dejarse influenciar

Pese a los valores que el niño reciba en casa, o que las influencias que reciba el niño en su grupo de iguales puedan ser buenas o malas, los padres han de enseñar a sus hijos a manifestar su propio criterio y fomentar su autoestima de la siguiente manera: 

- Fomentar su sentido de pertenencia dentro de la familia para que pueda valorar positivamente lo que tiene.

- Educar con firmeza y flexibilidad. Es importante que tus hijos sepan que en casa hay unas normas y unos límites bien establecidos pero si todos están de acuerdo serán flexibles en momentos puntuales.

- Valorar sus opiniones y respetarlo.

- Promover una comunicación adecuada para que sienta la seguridad de poder contar sus problemas y aclarar sus dudas.

- Si el niño se deja llevar por malas influencias deberás hacerle ver que sus actos tendrán consecuencias negativas.

- Enseñar al niño a negociar y que desarrolle su liderazgo.

- Que el niño sepa que además de decidir por él mismo puede contar con sus padres en todo momento.

- Fomenta la individualidad y la autonomía del niño. Para ello, los padres serán ejemplo de sus hijos y mostrar la importancia que cada uno tiene como persona única.

- Evitar enfrentarle a sus amigos. Si se critica a sus amigos o se intenta alejarle de su grupo se pueden volver más intransigentes y ponerse a la defensiva

Educar en valores a los niños

Ad