Cómo ayudar a los niños a aceptar las críticas

Enseñar a los niños a aceptar que se equivocan

Ayudar a los niños a aceptar las críticas de un modo positivo es imprescindible para su correcto desarrollo emocional. Entender los fracasos, frustraciones o decepciones que pueden acompañar a una crítica y verlos como una oportunidad para reflexionar y cambiar les permitirá tomar mejores decisiones en un futuro. 

Enseñar a los niños a aceptar la crítica ante un fallo

Aprender a aceptar las críticas

El error es parte de la vida y la crítica inevitable. En nuestro afán por ver felices a nuestros hijos muchos padres nos enfocamos a facilitarles tanto la vida que les evitamos cualquier tipo de sufrimiento o frustración, por lo que en muchas ocasiones eludimos criticar sus comportamientos o trabajos. Sin embargo, es necesario que los niños aprendan y entiendan que no todo cuanto hacen o dicen es correcto o gusta a todo el mundo. 

Porque una de las causas de la poca tolerancia a la frustración de los niños de hoy en día y su incapacidad para enfrentarse a las críticas y fracasos es el exceso de protección de los padres. Quienes con la mejor de las intenciones elogiamos o permitimos todo cuanto hacen por miedo a lastimar su autoestima y autoconcepto.

Los niños deben aprender que la crítica forma parte de la vida, de igual modo que lo es el error. Todos, sin excepción, cometemos fallos y aceptarlos no nos deja en un mal lugar, todo lo contrario, es una señal de madurez emocional. Enseñar a los niños a escuchar y aceptar las críticas forma parte de la educación emocional que todo padre y madre debe intentar 

Hay que  enseñar a ver la crítica como una oportunidad que tenemos para corregir algo o para mejorar la forma en la que nos relacionamos con los demás.

Aceptar las críticas, una cuestión de personalidad y autoestima para los niños 

El modo en el que reaccionamos a las críticas o las opiniones de terceros, sean positivas o negativas, va a depender de nuestra forma de ser, de nuestra autoestima y por tanto de la confianza que tengamos en nosotros mismos. Cuanto más confiemos en nosotros mejor encajaremos las opiniones de los demás. 

Aceptar las críticas de un modo positivo forma parte del repertorio de habilidades sociales que los niños deberían aprender a lo largo de su infancia para convertirse en un futuro en adultos asertivos. Es decir, personas socialmente hábiles, capaces de escuchar las opiniones de los demás sin sentirse agredidos por sus comentarios. Para ello es necesario potenciar en los niños una buena autoestima que les proporcione la suficiente confianza en sí mismos para que una crítica no les afecte negativamente. 

Niños tímidos e inseguros, con baja autoestima y pobre autoconcepto son los que mayores dificultades tendrán a la hora de aceptar las críticas aunque estas sean constructivas. Por lo que es necesario trabajar en ellos el pensamiento positivo, autorefuerzo. Una estrategia que proporciona a los niños la oportunidad de creer en ellos mismos que se base en que aprendan a motivarse, a decirse cosas positivas y a cambiar su discurso interno. Cambiar el 'yo no lo sé hacer' por un 'yo no lo sé hacer todavía', cambiar el 'sé que no puedo' por '¿y que pasa si lo intento?', cambiar el 'qué mal que lo he hecho' por 'un muy bien, lo he intentado, la próxima vez seguro que irá mejor'.

Frases de amistad para educar y motivar a los niños

Ad