Qué hacer cuando los amigos de tu hijo se portan mal en casa

Cuando el niño invita a un amigo a casa y tiene un mal comportamiento

Imagínate que invitas a un amigo de tu hijo a casa para pasar la tarde o incluso para quedarse a dormir y se comporta muy mal. Piensa que el amigo de tu hijo tiene, mientras está bajo tu responsabilidad, un comportamiento inadmisible que no quieres permitir en tu casa (por ejemplo,  grita, insulta, lanza objetos, salta por los sofás, no hace caso a las órdenes que se le dan, etc.), ¿qué harías? ¿te has visto en esta situación alguna vez? 

En Guiainfantil.com queremos ofreceros algunas recomendaciones para que no os sintáis abrumados si alguna vez os veis envueltos en esa situación: los amigos de tu hijo se portan mal en casa.

Los amigos de tu hijo se portan mal en casa: ¿cómo solucionarlo?

Cuando los amigos de tu hijo se portan mal en casa

Invitar a los amigos de tu hijo a casa es una idea genial. Permite al niño que pueda socializarse fuera del colegio y le ayuda a establecer vínculos más íntimos con sus iguales. Este tipo de actividades fomentan su seguridad, su confianza y sus habilidades sociales. A su vez, es una oportunidad perfecta para que los padres podamos conocer a los amigos de nuestro hijo y para observar cómo se comporta el niño cuando se relaciona con otros chicos o chicas de su edad. 

Pero, ¡cuidado!, muchas veces esta situación puede escaparse de nuestras manos y hacernos sentir muy estresados. 

Asumir la responsabilidad del cuidado de un menor que no es tu hijo no es fácil. Es normal que, si un amigo de tu hijo se queda en tu casa, intentes ser amable y procures que el niño se lo pase muy bien y esté perfectamente atendido. Pero, a veces los padres se encuentran con un gran problema cuando los amigos de su hijo se comportan de una manera inapropiada cuando son invitados a casa. 

El debate está servido, seguro que cada uno de nosotros actuaríamos de manera diferente sin saber qué es lo mejor que se puede hacer en estos casos. Es posible, que si os véis involucrados en una situación así os surjan muchas dudas sobre la mejor manera de proceder y, os hagáis las siguientes preguntas:

- ¿Llamo a sus padres para que le recojan?

- ¿Llamo a sus padres para que me aconsejen cómo actuar para que el niño se porte mejor?

- ¿Le dejo que haga lo que quiera y hago como que no me estoy dando cuenta de su comportamiento?

- ¿Es adecuado reñirle o castigarle?

- ¿Si le digo al niño que ese comportamiento no es apropiado, mi hijo se enfadará conmigo?

- ¿Hablo seriamente con ellos para explicarles las normas que hay en la casa?

Muchas veces cuando los niños invitan a sus amigos a casa la situación puede descontrolarse. Los niños suelen estar nerviosos principalmente porque les hace mucha ilusión estar juntos fuera del cole, para ellos es una actividad novedosa y excitante. Además, para los niños invitar a sus amigos a casa es algo muy divertido. Se sienten los protagonistas y les entusiasma la idea de poder enseñarles la casa, su habitación, todos sus juguetes, sus secretos, etc. 

A continuación, ponemos a tu disposición algunas ideas que puedes llevar a cabo para evitar que la invitación a los amigos de tu hijo a casa termine convirtiéndose en una auténtica pesadilla:

- Antes de que el amigo de tu hijo se quede en casa bajo tu responsabilidad, es adecuado que hables con sus padres para que te den información sobre cómo es el niño, si tiene alguna necesidad especial que debas saber o por si tienen que realizarte alguna advertencia sobre su hijo.

- Es bueno que la primera vez el amigo de tu hijo no se quede en casa demasiado tiempo. Lo ideal es que venga a jugar una o dos horas. Y posteriormente, cuando ya hayas visto como es su comportamiento y el niño se haya habituado a las normas de la casa, la visita podrá ser de mayor duración.

- También es una buena idea que la primera vez que el amigo del niño se queda en casa venga acompañado de sus padres para que no se ponga nervioso y se acostumbre a la casa y a las normas que tenéis en ella.

- También puede ser de gran utilidad pactar antes con nuestro hijo las normas a tener en cuenta antes de que sus amigos vengan a casa para evitar así que la situación se descontrole. Después, cuando venga su amigo/a a casa puedes también hacerle saber cuáles son las normas que hay que seguir en casa.

- Si la situación empieza a escaparse de tu control recuérdales con firmeza cuáles son las normas de la casa. Hazles saber que en casa los malos comportamientos no están permitidos. Pero, en ningún caso pegues, grites, insultes, castigues ni amenaces a los niños. Eso no es una buen idea. 

Por último, no te alarmes si tu hijo se comporta de manera diferente cuando están sus amigos delante, es absolutamente normal. Está nervioso por tener a sus amigos en casa, quiere impresionarles, causar en ellos una buena impresión y ser valorado positivamente. Por ello, es posible que se muestre distante de ti para dar a sus amigos una impresión de independencia, seguramente quiera aparentar ser una chica o un chico mayor.  

Frases de amistad para educar y motivar a los niños

Ad