Ventajas e inconvenientes de los cereales integrales para los niños

Cereales integrales: ¿son buenos para los niños?

Los productos integrales, cereales, arroces o pastas, por ejemplo, son supuestamente, variedades más saludables de sus homólogos refinados. El proceso de refinado elimina las capas exteriores del grano de cereal eliminando la mayoría de sus vitaminas y minerales, y casi la totalidad de la fibra.

Se puede diferenciar el salvado, que contiene la totalidad de las capas externas comestibles del cereal, o lo que más ampliamente se conoce como cereales integrales, en los que el grano ha perdido las capas más externas pero conserva el germen intacto. En Guiainfantil.com te contamos cuáles son las ventajas y los inconvenientes de los cereales integrales para los niños.

Beneficios de los cereales integrales para los niños

Cereales integrales para niños: si o no

- Estos cereales integrales para niños son ricos en fibra. Contienen, concretamente, cantidades relevantes de fibra celulósica de tipo insoluble. Gracias a este contenido en fibra, que se hincha en el estómago, producen mayor sensación de saciedad. De esta forma, pueden ayudar a reducir la ingesta de alimentos y a prevenir la obesidad.

- Gracias a esta fibra, ayudan también a evitar el estreñimiento, ya que la fibra no solo aumenta el volumen de las heces, sino también acelera el paso de las mismas por el intestino. El rápido paso por el intestino puede comprometer la absorción de ciertos nutrientes, aunque no es demasiado relevante en el caso de los cereales integrales. Sin embargo, si se facilita la eliminación de sustancias tóxicas, alérgenos incluidos, de una manera más efectiva.

- Por otra parte, puesto que los carbohidratos de los cereales son complejos, y en especial los de los cereales integrales, la glucosa se libera lentamente, sin aumentos bruscos de su nivel en la sangre, algo muy beneficioso para los niños, ya que asegura que sus niveles de energía se mantienen estables y no sufren altibajos como ocurriría con los azúcares sencillos.

- Además, es de especial importancia para los diabéticos, que pueden consumirlos con menor problema que los cereales refinados.

Inconvenientes de los cereales integrales para los niños

- La fibra presente en los cereales integrales pueden ser contraproducentes en el caso de niños pequeños –menores de 2 años sobre todos- o aquellos que no comen demasiado, siendo mejor que consuman alimentos con alta densidad nutricional y menos fibra. 

- Contienen, en contraposición, lo que se conoce como factores antinutritivos o sustancias que dificultan la digestión o que interfieren con la absorción de diversos nutrientes. En particular, el salvado de centeno contiene inhibidores de las proteasas, sustancias que dificultan la digestión de las proteínas y el de trigo especialmente contiene fitatos, que dificultan  la absorción del hierro, el zinc y el calcio a su paso por el intestino. 

- Según esto, sería conveniente evitar o limitar el consumo de cereales integrales o salvado cuando hay anemia y evitar por completo el centeno durante las etapas de crecimiento o hasta alcanzar la pubertad. Algunos procesos eliminan casi por completo el contenido de estos factores antinutritivos, por ejemplo, la fermentación del trigo para elaborar pan elimina casi completamente el contenido de fitatos, por lo que el pan integral no dificulta la absorción de los minerales.

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

Ad