Cómo afecta la mala alimentación a la salud infantil

El exceso o defecto de proteínas, hidratos y grasas afecta a la salud del niño

El exceso en el consumo de proteínas, hidratos de carbono y grasas puede tener serios problemas para la salud de nuestros hijos, así como un deficiente consumo de los mismos.

Obviamente, esto no ocurre de un día para otro sino que es la consecuencia de un mal hábito alimentario. Estos son los efectos de la mala alimentación en la salud infantil.

Déficit o exceso de proteínas en la salud infantil

Cómo afecta la mala alimentación a la salud infantil

Las proteínas son necesarias para el crecimiento muscular, ya que se necesitan para la formación de las fibras musculares, por tanto, son extraordinariamente necesarias en la dieta infantil, sin embargo, un abuso o una escasez puede traer graves consecuencias afectando así a la salud infantil:

Problemas de salud infantil relacionados con el exceso de proteínas:

- Los alimentos con alta carga proteica muchas veces van acompañados de grasas, por lo tanto suponen un atajo hacia la obesidad. 

- Una mala alimentación pasa por un consumo excesivo de proteínas que produce una sobrecarga en el organismo. En particular, son los riñones y el hígado los más afectados al ser los encargados de eliminar las sustancias de desecho que se generan tras el metabolismo de las proteínas. Por ejemplo, la generación de compuestos derivados del amoniaco en exceso puede ocasionar cansancio y cefaleas, y en ocasiones hasta nauseas, más aun en niños, ya que su cuerpo tiene menos capacidad para deshacerse de los residuos.

- Los riñones además se encargan de depurar el calcio, que también se elimina junto a los deshechos. Este calcio se queda acumulado y puede formar cálculos renales, comúnmente conocidos como piedras en el riñón.

- En una línea similar, el excesivo consumo de proteínas repercute de manera negativa en la asimilación de minerales, aun cuando se suministren en cantidades suficientes en la dieta, por lo que pueden aparecer síntomas de déficit en algunos de ellos.

Problemas de salud infantil relacionados con el déficit de proteínas: 

- La caquexia es una enfermedad causada por la deficiencia de proteínas, cuyos síntomas incluyen el agotamiento y atrofia de los músculos, cansancio, apatía y debilidad, y, además, dificultad para metabolizar las pocas proteínas que se consuman.

Déficit o exceso de hidratos de carbono en la salud infantil

Problemas de salud infantil relacionados con el exceso de carbohidratos: 

- El exceso de carbohidratos se manifiesta generalmente en los órganos que participan en su metabolismo. Además de la obesidad, consecuencia del exceso de cualquier macronutriente, los carbohidratos en exceso pueden tener directa relación con la aparición de diabetes y enfermedades cardiovasculares.

- La caries es otro de las consecuencias del exceso de carbohidratos, sobre todo simples. Además, pueden observarse cambios de humor, hiperactividad y dificultad para concentrarse.

Problemas de salud infantil relacionados con el defecto de carbohidrato

- La escasez de carbohidratos se manifiesta, por el contrario, con fatiga, inapetencia y falta de energía, aunque la mayoría de los síntomas relacionados con el déficit de macronutrientes no se manifiestan hasta que la desnutrición es evidente.

Déficit y exceso de grasas en la salud infantil

Con respecto a las grasas, una dieta con exceso de grasas lleva al niño a padecer sobrepeso, con todas las consecuencias que ello tiene.

Por otro lado, el déficit en grasas en una mala alimentación infantil suele relacionarse con avitaminosis –vitaminas A, D, E y K- y con síntomas depresivos como irritabilidad, apatía y falta de concentración

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

Ad