Alimentación complementaria del bebé: nuevas recomendaciones

Cómo y cuándo introducir la alimentación complementaria en la dieta del bebé

A partir de los 4-6 meses de edad, ni la leche materna ni la leche artificial aportan los minerales y vitaminas suficientes como para satisfacer las demandas metabólicas del niño.

Ese es el momento en el que se ha de introducir la llamada “alimentación complementaria”. Recientemente, la Sociedad Europea de Digestivo y Nutrición Infantil ha publicado las últimas recomendaciones en este sentido. En Guiainfantil.com exponemos las principales novedades al respecto.

Nuevas recomendaciones respecto a la alimentación del bebé

Consejos actuales sobre la alimentación complementaria

- Si la alimentación complementaria se inicia antes de los 4 meses, hay un riesgo aumentado de desarrollar obesidad en un futuro.

- Si la alimentación complementaria se inicia antes de los 4 meses, hay un riesgo aumentado de desarrollar alergias e intolerancias en un futuro.

- El gluten se puede introducir entre los 4 y los 12 meses de vida. Se aconseja un consumo moderado del mismo, evitando la ingesta de grandes cantidades.

- Se aconseja un consumo moderado de proteínas. Si el recuento calórico diario de proteínas es de más de un 15% de la ingesta diaria, hay riesgo de desarrollar obesidad.

- Se ha de evitar el consumo excesivo de leche de vaca. Ésta no ha de ser la bebida principal de los niños de más de 12 meses.

- Sobre aconseja consumir alimentos ricos en hierro, sobre todo en los niños que reciben lactancia materna.

- Se ha de tener en cuenta y respetar las tradiciones culinarias de cada familia, así como sus creencias.

- Los niños que reciben dietas veganas/vegetarianas estrictas han de estar supervisados de forma estrecha por parte nutricionistas, dietistas y/o pediatras.

- Se desaconseja el uso prolongado en exclusiva de la textura puré. A los 8-10 meses, los lactantes sanos deben ser capaz de consumir alimentos de consistencia grumosa. Se anima, por tanto, a que las familias practiquen de forma responsable y supervisada con su bebé las técnicas de baby lead weaning.

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

Ad