Riesgos para niños y bebés diabéticos

Los niños y bebés diabéticos tiene menos capacidad de combatir las infecciones

  • compartidos

Para que la enfermedad esté bien controlada por la familia, es necesario que el niño se haga responsable en su cuidado. En la escuela, el niño diabético debe ser tratado de igual manera que los demás niños. Se puede quedar a comer, desde cuando conozca y se responsabilice por su dieta.

Padres y profesores deben estrechar su relación en este sentido. Es importante que el niño con diabetes no se siente 'especial' ni se mantenga al margen, ni utilice la diabetes como excusa para no hacer lo que tiene que hacer. Deben aprender a tomar decisiones cada día sobre su estado de salud, la comida, la inyección de insulina, la dosis a tomar, etc.

Riesgos de los niños y bebés diabéticos

Niño mira bollos

Cuando a glucosa aumenta, los niños sienten más sed. Cuando disminuye, los niños sienten temblores, sudoración fría, taquicardia, y falta de respuesta a los estímulos. Esta variación, en algunos casos, puede llevar al niño al coma.

La diabetes disminuye la capacidad del organismo para combatir infecciones y cicatrizar heridas, por lo cual las infecciones duran más tiempo y las heridas tarden en sanar. Los niños diabéticos tienen más probabilidades de tener problemas con los pies, enfermedades del corazón y los riñones, y un tipo de enfermedad de las encías que puede ocasionar pérdida dental. La diabetes también puede producir ceguera si no es tratada.

Una encuesta realizada en nombre de la Asociación Norteamericana de Diabetes determinó que un 68% de los diabéticos no sabían que corrían un alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y ataques cerebrales. Incluso cuando se controlan los niveles de azúcar en la sangre, la diabetes aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón y un ataque cerebral. Parte del motivo es que la diabetes afecta a los niveles de colesterol y triglicéridos.

En general, los niños diabéticos también sufren de presión arterial alta y obesidad, lo cual aumenta el riesgo aún más. Es importante que los diabéticos realicen chequeos periódicos, controlen su peso y colesterol, sigan un programa de ejercicio físico, reduzcan la presión arterial si es elevada, y no fumen.

Dibujos para colorear de frutas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud