Prevención de la toxoplasmosis en el embarazo

Recomendaciones útiles para prevenir la toxoplasmosis en el embarazo

  • compartidos

La toxoplasmosis es una enfermedad peligrosa para el feto, si la madre la contrae durante el embarazo porque causar malformaciones. Por este motivo, muchas parejas se preguntan qué precauciones debe tomar la mujer embarazada para no infectarse con la toxoplasmosis.

Se puede prevenir la enfermedad evitando algunas fuentes conocidas de la infección. Aquí están algunas recomendaciones útiles que pueden orientar a las futuras mamás.

¿Cómo prevenir la toxoplasmosis en el embarazo?

Embarazada con gato en ventana

1. Evita comer carne cruda o poco cocida, especialmente de cordero o de cerdo. Se debe cocinar la carne hasta que alcance una temperatura interna de 71 ºC. Para saber cuándo ha llegado a esta temperatura, la carne debe presentar un color rosa o marrón, nunca rojo.
2. Lávate las manos frecuentemente. Después de manipular carne cruda, lávate las manos de inmediato con agua y jabón. Evita tocarte los ojos, la nariz o la boca con las manos antes de lavarte. Pueden estar contaminadas.
3. Mantén limpios los útiles de cocina. Procura mantener siempre limpias las tablas de cortar, así como las superficies de trabajo y los utensilios. Lávalos con agua caliente y jabón después de cada uso y siempre que hayan estado en contacto con carnes crudas o frutas y verduras sin lavar.
4. Pela y lava muy bien todas las frutas, verduras, y legumbres, antes de consumirlas.
5. Evita limpiar los objetos usados por los gatos. Pide a otra persona que lo haga. La higiene de todos los objetos relacionados con el gato debe realizarse a diario.
6. Alimenta a tu gato con pienso. Evita alimentar al gato con carnes crudas o poco cocidas durante tu embarazo. Es más recomendable que consuma piensos.
7. Mantén al gato dentro de la casa para impedir que tenga contacto con otros animales como pájaros y roedores.
8. Utiliza guantes al hacer trabajos de jardinería. Y lávate bien las manos al terminar tus tareas. Aleja los guantes utilizados de los productos alimenticios.
9. Evita entrar en contacto con los areneros donde juegan los niños. Los gatos pueden utilizarlos para hacer sus necesidades.
10. Nada de embutidos y ahumados hasta después del parto. Los embutidos (jamón, chorizo, lomo, salchichón) son carnes curadas, que no han sido cocinadas y, que al igual que los ahumados (salmón o trucha) o los productos en salazón (anchoas), pueden ser transmisores de la enfermedad.

A parte de esos consejos de prevención, es recomendable que las mujeres, que planeen quedarse embarazadas, consulten a su médico para someterse a una analítica para averiguar si ya han pasado la infección antes del embarazo. Si los análisis de sangre demuestran que la futura mamá no ha pasado la toxoplasmosis anteriormente, es preciso tomar precauciones y seguir las medidas de prevención.

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud