Casita de jengibre para Navidad. Receta para niños

  • compartidos

Las casitas de jengibre son una costumbre muy extendida en el norte de Europa. La Navidad es época de disfrutar en familia, y con esta casita hecha de galleta pasaréis una tarde muy divertida, dándole forma y decorándola. 

Esta casita tiene un sabor muy especial gracias al jengibre y al sirope, además, puedes hacer varias y decorarlas como más te guste, una bonita decoración navideña. ¡Seguro que los niños no tardarán en devorarla!

Casita de jengibre para Navidad. Receta para niños

Ingredientes 

  • 275 gr. tazas de harina
  • 125 gr. de azúcar moreno
  • 340 gr. de azúcar glas
  • 125 gr. de mantequilla 
  • 2 huevos
  • ½ cucharadita de levadura
  • 2 cucharaditas de jengibre molido
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 4 cucharadas de sirope de arce
  • Gominolas para decorar

Preparación de la casita de jengibre: 

1. Precalentar el horno a 185º, y forrar una bandeja con papel de hornear. 

2. Mezcla la mantequilla o margarina con el azúcar hasta que quede bien integrado. En otro bol, mezcla el resto de los ingredientes secos: harina, levadura, jengibre y canela. Reserva el azúcar glas, servirá para unir las piezas. Añadir la mantequilla o margarina al bol y amasar.

3. Separar las yemas de las claras. Reservar estas últimas, las yemas incorporarlas a la mezcla anterior y seguir amasando. Agregar el sirope de arce, formar una bola con la masa.

4. Extiende la masa con ayuda un rodillo sobre una superficie enharinada. Recorta dos rectángulos (las paredes), otros dos rectángulos un poco más largos (el tejado) y dos rectángulos con un triángulo en la parte superior (las paredes frontales).

5. Coloca las piezas sobre la bandeja, y hornéalas a 185º durante 10 minutos, con cuidado de que se doren sin llegar a quemarse. Sacar y dejar enfriar, ya que aún estarán blandas.

6. Preparar la glasa real para pegar las piezas de casa: Montar a punto de nieve las dos claras reservadas, a mitad del proceso ir añadiendo poco a poco el azúcar glas, seguir batiendo hasta que queden muy firmes y brillantes.

7. Montar la casa, usando una manga pastelera, espátula o cucharita para echar la glasa en los bordes de las paredes. Comenzar por las paredes, cuando se hayan secado hacer el tejado.

8. Decorar la casa con el resto de la glasa, y colocar gominolas, lacasitos...¡deja volar tu imaginación!.

Los Reyes Magos en el mundo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud